sábado, 31 julio 2021
miércoles 12 de mayo de 2021 - 12:00 AM

Noticias falsas: ¿por qué se convierten en virales?

Escuchar este artículo

Tristemente ocupamos el segundo lugar. ¡Y ojalá nos hubiera tocado el último! Pero la realidad es que los colombianos ocupamos el segundo puesto entre los países que menos detectan las “fake news” o noticias falsas que circulan a nuestro alrededor.

Un estudio realizado por las compañías expertas en ciberseguridad, Kaspersky y Copra, encontró que el 73% de los colombianos no son capaces de detectar que una noticia es falsa. Los peruanos ocupan el primer puesto con un 79% por ciento, mientras que los chilenos, argentinos y mexicanos ocupan el tercer, cuarto y quinto y puesto.

Es decir... ¡creemos todo lo que nos dicen! No muchos hacen una análisis de si lo que están leyendo o viendo en las redes sociales tiene sentido... ¡Y eso que pasamos un montón de tiempo en ellas!

El estudio “We are social”, presentado por la compañía Hootsuite, una plataforma web y móvil para gestionar redes sociales, encontró que los colombianos pasamos 9 horas y 10 minutos Internet en promedio al día y 4 de esas horas se van navegando en YouTube, Facebook y Whatsapp.

14%

de los colombianos no sabe qué son las “fake news” y no reconoce el término, de acuerdo con la encuesta ‘Iceberg Digital’, realizada por la firma de ciberseguridad Kaspersky.

De hecho, es esa cantidad de tiempo que pasamos en las redes sociales sin cuestionarnos la información que recibimos la que hace que al final, seamos más susceptibles a creer cualquier cosa, desde lo que parece más absurdo hasta lo que aparentemente es completamente real... y que a la larga termina siendo una noticia falsa.

¿Por qué son virales?

Para Fernando Gil, consultor digital en Periodismo y Social Media, “con el acceso a internet desde cualquier dispositivo y la facilidad de abrir un perfil en una red social de manera gratuita, las personas usan éstas para divertirse, comunicarse, formarse, crear tendencia, vender, comprar, generar ingresos e informarse de los hechos más relevantes que suceden en el mundo, información que por muy variada, acertada o equivocada, está siempre al alcance de un clic”.

Y es que la información en nuestros tiempos, es tan valiosa para quienes la generan, como para quienes la consumen y comparten, ya sea haciendo uso de la radio, la televisión, la prensa escrita o redes sociales.

Expertos señalan que WhatsApp es el principal transmisor de cadenas de noticias falsas, seguidos de Facebook y Twitter, que hacen populares imágenes y videos falsos.

Gil señala que debe existir el código de la ética profesional, tener responsabilidad cívica y moral sin caer en la inmediatez de noticias a medias o en el peor de los casos, en las Fake News, cuyo objetivo es la desinformación.

El experto explica que existen dos reglas que se aplican con frecuencia para convencer a las personas de creer las cosas más absurdas: la gente cree lo que quiere creer y difícilmente cambia de opinión aún si los medios de comunicación intentan mostrar la verdad y en la era de las redes sociales, las fake news toman más fuerza cuando se comparten por fuentes de información destacadas y por cualquier persona a través de Twitter, Facebook o Whatsapp.

Según la docente del programa de psicología de Areandina, Lorena Cudris Torres, “se podría pensar como primera posibilidad que la persona no cuenta con información suficiente, lo que para ella representa un grado de gravedad, dado que el acceso a la internet y medios masivos de comunicación es cada vez mayor, los cuales permiten acceder a una cantidad innumerable de datos”.

Esta situación conlleva un peligro para la humanidad en la medida que esas actuaciones generan perjuicio en las demás personas, por ejemplo, cuando se violan las normas sanitarias y se pone en riesgo la salud de una comunidad.

Por su parte, el docente investigador de Areandina, Álvaro Barrios, “se pensaría que se da crédito a una noticia o conocimiento falso porque justifica comportamientos en los cuales el ser humano se ve proyectado, comportamientos que de otra manera generarían rechazo y cuestionamientos por parte de la sociedad, siendo que en algunas ocasiones el cerebro puede llegar a tomar como real aquello que está alineado con las opiniones personales”.

Estamos ante una situación en la que es fundamental romper este peligroso ciclo en la que la desinformación aumenta al mismo ritmo que las modalidades de producción y distribución de los contenidos. La infodemia acelera la desinformación y hace que perdure.

¿Cómo podemos reconocer una noticia falsa?

El experto en sistemas y seguridad, Luis Ángel Martínez explica cómo puede detectar una noticia falsa:

$!Noticias falsas: ¿por qué se convierten en virales?
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también