Martes 04 de Diciembre de 2018 - 12:01 AM

¿Cuál es la realidad

Contrario a la creencia pública, los casos de VIH siguen en aumento en Colombia. Tan solo en 2018 y parte de 2017 se registraron alrededor de 10.000 casos nuevos en todo el país.

Comparta este artículo ›

Desde su descubrimiento, en la década de 1980, se estima que el VIH ha causado la muerte de 35 millones de personas en todo el mundo, constituyéndose como una epidemia global. Sin embargo, en la historia reciente y debido a los avances en los tratamientos antirretrovirales que han transformado el VIH de una infección casi siempre mortal a una afección crónica manejable, muchos de los grupos poblacionales en riesgo le han restado importancia a la enfermedad y a protegerse contra el contagio de la misma.

Contrario a la creencia pública, en el caso de Colombia y de acuerdo con las cifras oficiales de la Cuenta de Alto Costo, los casos siguen en aumento. Tan solo en 2018 y parte del 2017, se registraron más de 10.000 casos nuevos y se estima que más de 80.000 personas viven con VIH en nuestro país.

Existen falsas creencias sobre la afección como, por ejemplo, considerar que esta patología se transmite por medio de besos o por la saliva, que lo puede trasferir un zancudo que pica a algún infectado, que es un padecimiento propio de personas con promiscuidad sexual o que es una patología de individuos homosexuales.

Al respecto, el médico adjunto de Medicina Interna de Hemato Oncología del programa de VIH en el Hospital Internacional de Colombia, HIC, Rafael Perea Bautista, aclara que se puede vivir con quienes tienen SIDA y VIH, y compartir con estos seres humanos sin que se tenga el temor de una infección.

“Nosotros encontramos que ninguna de estas afirmaciones se asemejan a la realidad y, solo por esclarecer algunos de estos mitos, no necesariamente se necesitan de relaciones promiscuas para adquirir la enfermedad. Además, el que sea una condición de los homosexuales también ya está bastante reevaluado; en el mundo la tendencia es que la incidencia en heterosexuales y homosexuales se va igualando, aunque es cierto que la ocurrencia es mayor en quienes sienten atracción sexual por los de su mismo sexo”, agregó.

Causas de contagio

Las causas de contagio son múltiples, la más frecuente es la vía sexual, aunque también hay una vía vertical, es decir, de madre a hijo; de igual forma, se puede propagar por transmisión sanguínea, aunque con los controles actuales es poco probable, nunca la debemos descartar, sobre todo aquellas personas que hicieron transfusiones en años anteriores. Otro de los motivos son los accidentes de riesgo biológico, que se presentan principalmente en los trabajadores de la salud, quienes están expuestos a sangre fresca de pacientes infectados.

No es sinónimo de muerte

En la actualidad existen efectivos métodos para tratar esta patología de manera integral.

Como lo manifestó Perea Bautista, lo primero es ir a la EPS o a la Secretaría de Salud de su municipio, donde están los grupos específicamente formados y capacitados en cómo debe una persona enfrentar una enfermedad.

En segundo lugar se debe recibir educación, hoy en día hay mejores medicamentos y las posibilidades de vivir en un paciente son muy altas, y finalmente, se debe acudir a un grupo multidisciplinario con el apoyo de un psicólogo, un trabajador social, un nutricionista y un médico experto o especialista.

“El SIDA no es sinónimo de muerte, alguien que haya sido diagnosticado con esta síndrome puede no solo vivir, sino vivir bien, el promedio de vida de una persona que se diagnostique y se trata de manera oportuna es de un promedio de 25 años o más”, manifestó Perea Bautista.

En Colombia

En el país los departamentos de Cundinamarca, Antioquia y Valle del Cauca ocupan los primeros lugares de personas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana VIH, y el promedio de edad de personas que padecen esta enfermedad está entre los 30 y 39 años.

Tras un estudio realizado por Nueva EPS, se lograron identificar 9.749 afiliados activos diagnosticados con esta patología. En su gran mayoría (2.199) pertenecen al departamento de Cundinamarca, seguido de Antioquia con 1.830, Atlántico con 1.329 y Valle del Cauca con 1275, el resto de población afectada se encuentra en otros departamentos del país.

En términos de sexo y edad, el estudio evidencia que más del 70% de personas infectadas son hombres, de los cuales la mayor proporción se encuentra entre los 31 y 39 años de edad. Para el caso de las mujeres el rango de edad está entre los 33 y 39 años. Atlántico encabeza la lista de departamentos con más personas infectadas de género masculino.

La confirmación del diagnóstico no implica una condición de vida deteriorada, pues en la actualidad los tratamientos retrovirales sumados a las recomendaciones de los especialistas, garantizan que la persona diagnosticada pueda llevar una vida sin complicaciones adicionales.

Lo estudios muestran que esta enfermedad puede llegar a ser silenciosa, pues durante su desarrollo la persona puede no presentar ningún tipo de sintomatología y puede tardar hasta diez años en ser detectado. Si usted sospecha que puede padecer esta enfermedad, la mejor manera de corroborarlo es mediante una consulta médica en su IPS primaria, donde el profesional de la salud le prestará el servicio de asesoramiento y detección de la infección por VIH bajo los principios recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Una cuarta parte de los infectados con sida en Latinoamérica no lo saben

Una de cada cuatro personas con el virus del sida (VIH) en América Latina y el Caribe no lo saben, informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que instó a hacerse la prueba para “detener la epidemia”.

‘Hazte la prueba’ es el eslogan de la campaña del Día Mundial de la Lucha contra el Sida de este año, que desde hace treinta se celebra cada primero de diciembre.

Las pruebas del VIH son vitales para proteger a las parejas y evitar nuevas infecciones, así como para que las personas diagnosticadas con el virus inicien rápidamente el tratamiento que puede salvarles la vida, agregó la organización.

Según la OPS, más de 2,1 millones de personas viven con VIH en América Latina y el Caribe, de las cuales solo 1,6 millones saben que son portadoras del virus.

Gracias a la difusión de las pruebas del sida y un mayor acceso al tratamiento antirretroviral en la región, entre 2010 y 2017 las muertes relacionadas con el sida han caído un 12 % en América Latina y un 23 % en el Caribe, aseguró la institución internacional.

Sin embargo, en América Latina la tasa de nuevas infecciones por VIH se mantiene sin cambios en alrededor de 100.000 por año, una reducción de solo el 1% desde 2010.

Formas de prevención y cuidado

Según expertos, lo más importante es la educación sobre el SIDA, conocer los riesgos, utilizar preservativo, tener una sexualidad responsable, al igual que, evitar el uso compartido de agujas, jeringas y otros suministros para inyección.

Así mismo, el doctor Perea Bautista recomienda realizar de manera regular exámenes para la detección del virus. En primer lugar se debe realizar una prueba rápida para identificar los anticuerpos del virus, una vez el resultado sea positivo, se realizan dos pruebas más de diferente técnica para dar una conclusión definitiva.

El SIDA es una enfermedad infecciosa ocasionada por un virus de la familia de los retrovirus que es el virus de la inmunodeficiencia humana, que destruye las defensas del ser humano, y por tal motivo, lo hace proclive de tener un sin número de infecciones oportunistas. Además, se relaciona con presencia de riesgo cardiovascular aumentado y grandes posibilidades de desarrollar algunos tipos especiales de cáncer. Sus primeros reportes en el mundo fueron en 1981 en San Francisco y el primer caso en Colombia se diagnosticó en Cartagena en 1983.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.