martes, 02 agosto 2022
sábado 02 de julio de 2022 - 12:00 AM

Las tres prendas de su armario que más contaminan

La industria de la moda produce más emisiones de carbono nocivas que las industrias de la aviación y el transporte marítimo combinadas. ¿Su armario contribuye al cambio climático? A continuación, las prendas que de seguro tiene en su armario y las que más contaminan.

Todos hemos estado allí: encuentra un lindo vestido o pantalón formal en el almacén de esa marca internacional que sería perfecto para ese brunch que tiene por venir.

Mejor aún, es una ganga que tiene la etiqueta mágica que todos queremos ver: “Rebaja”.

Lo lleva, lo usa para el brunch, toma un montón de fotos y, de alguna manera, esa prenda acaba con algún daño que no vio venir y al final termina por desvanecerse silenciosamente en la parte posterior de tu armario, donde no lo vuelve a ver hasta la próxima limpieza de su guardarropa.

Pues bien, este ciclo es tóxico para nuestro planeta. Y hay tres prendas que, particularmente, son terribles para el planeta, los expertos de GoTriender le dicen cuáles son.

$!Las tres prendas de su armario que más contaminan
Jeans

Son unas de las más contaminantes en su producción, puesto que consume unos 20.000 litros de agua y los tintes tóxicos utilizados en su elaboración van directamente a los ríos de las poblaciones cercanas tiñéndolos y manchándolos para finalmente llegar al mar. Se calcula que en promedio tenemos siete jeans en nuestro armario.

Una vez que los jeans han sido terminados y enviados a los minoristas para la venta (un proceso en sí mismo que incurre en emisiones significativas de gases de efecto invernadero), son comprados y llevados a casa por el consumidor. Pero sus formas contaminantes no terminan aquí: cada vez que se lavan, liberan una gran cantidad de productos químicos y microfibras en el medio ambiente. De hecho, una investigación reveló que un solo lavado podría ser responsable de la liberación de 50.000 microfibras individuales.

La presencia de cremalleras, remaches y botones metálicos hace que sean muy difíciles de reciclar. Como resultado, la gran mayoría de los jeans terminan en vertederos, contaminando aún más el planeta.

$!Las tres prendas de su armario que más contaminan
Abrigos

Para la confección de estas prendas se utilizan un sin número de materiales altamente contaminantes. Algunas empresas optan por usar materiales sintéticos para evitar el uso de pieles de animales. Sin embargo, al estar fabricados con plástico, poliéster y otros ingredientes derivados del petróleo, no son biodegradables generando aproximadamente unos 50 kg de CO2.

La mayoría de los suéteres están hechos de plástico y es probable que contribuyan a la contaminación plástica en los océanos del mundo, advirtió una organización benéfica ambiental.

Un estudio de 2016 realizado por la Universidad de Plymouth en el Reino Unido reveló que el acrílico libera casi 730 000 microfibras en cada lavado, mucho más que el poliéster o las mezclas de poliéster y algodón.

$!Las tres prendas de su armario que más contaminan
Botas

Durante la fabricación del calzado, el mayor impacto está asociado al alto consumo de energía (electricidad y calor) además, generan gran cantidad de residuos y gases de efecto invernadero, especialmente si están hechas de tejido sintético.

La fabricación de calzado y los zapatos en general plantean muchas amenazas para el bienestar de nuestro planeta, ya que se producen y filtran muchas toxinas, productos químicos y combustibles fósiles al medio ambiente durante los primeros y últimos pasos del ciclo de vida del calzado. Estos productos químicos dañan tanto a la vida silvestre como a los humanos que entran en contacto con ellos, lo que, a su vez, causa muchos problemas de salud.

Los productos químicos utilizados en el proceso de fabricación también contribuyen al impacto negativo que tienen los zapatos en el medio ambiente. Muchos adhesivos químicos y productos químicos de curtido se utilizan para procesar diferentes partes del zapato.

Un ejemplo de algunos de estos productos químicos incluyen fenoles clorados, tribromfenol, parafinas cloradas, dimetilfumarato, etc., que se utilizan para conservar los materiales, como el cuero, en los zapatos. Estos productos químicos se filtran fácilmente al medio ambiente y al agua a través de los vertidos de las fábricas. Estos productos químicos pueden dañar la vida silvestre que puede consumir agua o plantas infectadas.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también