lunes, 28 noviembre 2022
viernes 02 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

¿Dónde comer bueno, bastante y barato, en Santander?

Las cocinas de Santander son el espacio ideal para comer con el requisito de las tres ‘B’: bueno, bastante y barato.

La comida típica santandereana es de las más nombradas en el país, no solo por su variedad sino porque en la región se consume lo que se cultiva.

Las cocinas de la región tienen una variedad de sabores que son herencia cultural. Esto lo convierte en un destino gastronómico por excelencia.

Pero cuando un turista llega a Santander la oferta es innumerable. Mute, cabro, carne ‘oreada’, arepas de maíz, hormigas culonas, e incluso platos que solo se preparan en algunos municipios y a la vieja usanza.

Con tantos restaurantes es difícil escoger los mejores. Sobretodo porque todo colombiano que se ‘respete’ desea que cumplan con el requisito de las tres ‘B’, que sea Bueno, Bastante y Barato.

Según explica Juan Camilo Reyes, chef profesional, un buen plato típico debe tener “proteína, bien sea res, pollo, cerdo, cabro, conejo, pato, pescado. Una ensalada sencilla, que sea fácil de preparar y fresca, arroz, algún tipo de tubérculo y tajadas de maduro, algún tipo de grano y sopa”.

En Vanguardia encontramos cinco restaurantes que cumplen con estos requisitos.

¿Dónde comer bueno, bastante y barato, en Santander?

Rincón Socorrano

Ubicación: Carrera 24 # 19-45, en el barrio San Francisco, Bucaramanga.

Horario: Todos los días, 7:00 a.m. a 4:00 p.m.

Precios: $17.000 - $42.000

Este restaurante típico santandereano deleita a los paladares más exigentes desde 2009. “Compramos un piqueteadero a dónde llegaban a almorzar principalmente conductores de servicio público, para darle un ambiente más familiar y acogedor. Conservamos la buena sazón y las recetas originales de la gastronomía de la región. El restaurante brinda un ambiente y decoración muy particular que lo hace atractivo para quien lo visita”, dice Édgar Niño, uno de los propietarios.

Aquí el mute santandereano se acompaña de ají, ensalada, yuca, arroz y arepa amarilla. Y en la carta no falta ninguno de los platos emblemáticos de Santander. Tienen sobrebarriga, lengua en salsa, hígado en bistec, chorizos santarrosanos, cabrito con pepitoria, carne oreada, sancocho de gallina y de cola.

Además de comida típica el Rincón Socorrano también ofrece platos con pollo y pescado en diferentes presentaciones.

¿Dónde comer bueno, bastante y barato, en Santander?

Aires del fonce

Ubicación: Kilómetro 3 vía San Gil - Charalá.

Horario: Todos los días, 10:30 a.m. a 5:00 p.m.

Precios: $10.000 - $40.000

“El secreto de este restaurante es la tradición familiar, la sazón heredada”. Así lo revela Mauricio Hernández, administrador del restaurante e hijo de la propietaria, Alcira Ayala. “Llevamos 25 años con el restaurante, pero la historia empezó mucho tiempo atrás, con mi nona, porque ella también tenía un restaurante”, comenta.

De acuerdo con las opiniones de los críticos, los precios son justos. “Algo que me agrada de los santandereanos es el servicio rápido, y este lugar no es la excepción. La comida es muy rica, buenas porciones y a muy buen precio”, asegura Óscar Torres, uno de los comensales que dejó su comentario a través de Google Maps.

Allí la especialidad de la casa es consentir a los santandereanos y turistas. Todos los platos se preparan con la misma dedicación y con leña.

Desde la carne oreada, la carne fresca, la sobrebarriga, el lomo de cerdo, la pezuña, la lengua, las cazuelas, el bagre y hasta el mute, llevan un sello de tradición y sabor.

¿Dónde comer bueno, bastante y barato, en Santander?

Restaurante la esquina

Ubicación: Calle 6 # 5-12, Barichara.

Horario: Lunes a domingo, 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

Precio: $10.000 - $30.000

Este es uno de los restaurantes más antiguos de Barichara. Siempre se ha destacado por su gran servicio y uno de los menús más completos del municipio. “Ofrecemos una gran variedad de platos a la carta, porciones personales de los diferentes platos, y exquisitos jugos naturales”, afirman sus dueños.

Los platos de este restaurante son preparados por cocineras con más de 20 años de experiencia en la gastronomía de la región, y el resto del país.

“Un restaurante casero muy rico. Las carnes tienen muy buen sabor y la atención es buena. No es un restaurante Gourmet, ni elegante, es sencillo y perfecto para almorzar rápido y barato”, agregó Manolo López, uno de los comensales que dejó su comentario en la página web del restaurante.

¿Dónde comer bueno, bastante y barato, en Santander?

El Fogón de lolo

Ubicación: Carrera 9 #7-80, Curití.

Horario: Todos los días, 11:00 a.m. a 5:30 p.m.

Precios: $10.00 - $30.000

Hay quienes aseguran que el mejor cabrito de Santander lo preparan en el Fogón de Lolo. En este restaurante ubicado en Curití, el sabor típico de las tierras santandereanas se condensa a la perfección en un plato, que además está marinado con la sazón de antaño.

“Un restaurante increíble, no esperábamos ese nivel de la comida, demasiado rico. El cabrito con arroz de pepitoria estaba mortalmente rico. Nos encantó. Los precios son razonables y ofrecen una excelente atención. Muy recomendado”, es uno de los comentarios que se lee al buscar el restaurante en Google.

El Fogón de Lolo es ese lugar en donde se disfruta de la gastronomía y la cultura santandereana.

¿Dónde comer bueno, bastante y barato, en Santander?

Carne Brava

Ubicación: Avenida Santander 19a-24, barrio Punta del Este, San Gil.

Horarios: Todos los días, 5:00 a.m. a 2:00 a.m.

Precios: $7.000 - $35.000

Este restaurante sangileño es parada obligatoria para los amantes de las carnes al carbón. Aunque la oferta no termina ahí. Hay una carta completa que enaltece los sabores de la comida típica santandereana, hormigas culonas, carne oreada, cabrito, chorizos y pepitoria. Todo un festín tradicional.

“En Carne Brava encuentras un oasis para recuperar energía y deleitar tu paladar con los más ricos sabores santandereanos”, señalan los propietarios a través de la ‘Fan Page’.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Fernanda Sandoval

Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2020. Actualmente soy reportera de las secciones de Tecnología, Entretenimiento y Cultura, y apoyo en la elaboración de contenido digitales e impresos. Lidero el proyecto Vanguardia Kids, una plataforma multicanal en la que los niños de 8 a 14 años son los encargados de contar historias.

@fernandasans

msandoval@vanguardia.com

Lea también