martes, 07 febrero 2023
domingo 20 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Con tecnología e innovación, ESSA previene robo de energía

Con tecnología y estrategias innovadoras, ESSA les hace seguimiento a grandes clientes con el fin de prevenir y detectar casos de fraude de energía.

Rihana es un software que sirve para monitorear, en detalle, el consumo de los clientes de la Electrificadora de Santander. Este programa contiene toda la información del cliente y mediante un análisis interno de la compañía, se crean estrategias con métodos avanzados de Inteligencia Artificial para identificar consumos irregulares.

Con las estrategias que crea un equipo interdisciplinario de profesionales en ESSA, Rihana analiza desviaciones o caídas de consumo, aumentos de consumo, es decir, ‘prende las alarmas’ frente a un posible fraude, explica Jefferson Fabián Martínez, de la Subgerencia de Conexiones y Pérdidas en ESSA.

Con base en el análisis de Rihana, ESSA selecciona cada mes alrededor de 130 clientes industriales que tienen mayor riesgo de incurrir en fraudes o anomalías. A ellos se les hace una visita de campo, que es determinante para el análisis del caso y la toma de decisiones. En promedio, en el 10% de estas visitas se corrobora fraude o robo de energía.

Este moderno software hace parte de las herramientas que la compañía adoptó hace varios años para ‘poner en cintura’ a clientes del sector industrial que están robando energía. Es de precisar que en este segmento ESSA tiene alrededor de 5.000 clientes, que representan el 40% de la energía de la compañía.

Además del sistema de monitoreo que se hace a plastiqueras, arroceras, harineras, vidrieras, hieleras, restaurantes, moteles y hoteles, entre otras empresas, ESSA está instalando equipos de alta tecnología a cada uno de estos clientes. El objetivo es telemedir el consumo para poder tener múltiples datos en tiempo real, durante las 24 horas del día, explica Jefferson, vocero de ESSA.

Si bien el robo de energía es un delito, tipificado en el artículo 256 del Código Penal como defraudación de fluidos, que castiga con prisión y multas onerosas, algunos grandes clientes se valen de procedimientos que son de difícil detección con el fin de defraudar a la empresa.

Las revisiones en campo de transformadores de altas pérdidas, que son seleccionados luego del proceso de análisis de la información, hacen parte de acciones que ejecuta la empresa para ‘cercar’ a quienes incurren en defraudación de fluidos.

“Hay un macromedidor que registra el consumo de la totalidad de los clientes de un transformador de distribución de energía. La suma del consumo de ese grupo de clientes debe ser equivalente a la lectura total del macromedidor. Si los consumos no son equivalentes, esto se traduce en pérdidas de energía y se direcciona a buscar su origen, que no siempre tipifica fraude”, explica Eduard Barajas Brito, del equipo de Reducción y Control de Energía de ESSA.

En el año 2022 de los 100.875 clientes a los que ha realizado revisión entre enero y septiembre de 2022, a 31.594 le han sido evidenciado algún hallazgo y de estos a 18.007 les han sido halladas irregularidades.

Si sospecha de robo de energía, denuncie el caso a la línea gratuita 018000 – 971 903, al #115, WhatsApp empresarial 318 8339121.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también