sábado, 13 agosto 2022
miércoles 18 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Condenan a hombre que intentó asesinar a su pareja

Las víctimas de violencia intrafamiliar pueden realizar su denuncia a través de la plataforma A Denunciar o marcando el 122 en su celular.

El ataque infame que cometió Jorge Luis Suárez Rincón hace dos años contra Yoleidis Yolanda Chávez, su pareja sentimental, por fin tendrá una condena. Por intentar asesinarla de 24 puñaladas, un Juez lo condenó a 22 años y seis meses de prisión.

El atroz hecho se registró en junio de 2019, en Lebrija, cuando el hombre enceguecido por la ira tomó un cuchillo y sin compasión se lo clavó en diferentes partes del cuerpo afectándole seriamente los pulmones, el hígado, el riñón y las extremidades. Aún no se recupera 100 por ciento de las profundas heridas, pues ha sido sometida a cinco cirugías y espera que se programe otra en los próximos días.

Su vida no ha sido fácil, pues llegó a Colombia desde Venezuela en 2017, a buscar mejorar su condición de vida pero en el camino se le cruzó quien por poco le causa la muerte. Yoleidis Yolanda Chávez está viva de milagro y con ganas de seguir luchando por sacar adelante a sus hijas. Hoy más que nunca se siente motivada de ayudar a otras mujeres que por no tener dinero se sienten obligadas a estar con maltratadores.

Sueña con montar su propia empresa de costura y darles a trabajo a aquellas desprotegidas que viven a diario agresiones por parte de sus parejas.

“Quisiera tener mi fundación y tener más máquinas para que mi historia no se repita. Me vi obligada a estar con ese hombre porque no tenía ingresos y necesitaba un techo para mis hijas”, manifestó Chávez.

Lea también: El crimen que conmocionó a Los Santos: Lo que se sabe del presunto asesino de su propio padre

Comenzó su pesadilla

Yoleidis Yolanda Chávez llegó a Colombia hace cinco años. Se instaló en Lebrija, donde buscó un hotel para dar inicio a su nueva vida. Ella es Diseñadora de Moda y se concentró en buscar trabajo para poder traer a sus hijas quienes residían en Venezuela.

Sin embargo, en ese lugar, donde pretendía pasar sus noches conoció a Jorge Luis Suárez Rincón, quien se convirtió en su ‘peor pesadilla’. Él administraba el hotel donde ella se hospedaba y así comenzó su historia. La cortejaba, fueron amigos y Jorge Luis se ganó su confianza.

La mujer asegura que todo pasó muy rápido y que no se dio cuenta en qué momento terminó involucrada sentimentalmente con Jorge Luis. Pasaron los meses, se fueron a vivir juntos y como todo comienzo, todo fue ‘color de rosa’. Él la trataba bien, le brindaba cariño.

Tiempo después ella regresó a Venezuela a recoger a sus hijas para llevarlas a vivir con ellos, pero todo cambió. El hombre mostraba comportamientos agresivos y humillantes. Ella soportó por un tiempo debido a la falta de dinero, pero cuando logró reunir un dinero arrendó una apartamento, allí mismo en Lebrija.

Al parecer, Jorge no tomó muy bien la noticia, la buscó le rogó que volvieran y esta escena se vivió una y otra vez.

Después de agredirla siempre regresaba a buscarla, pedía perdón y se comprometía a cambiar, pero nunca fue así. Solo los primeros días, pero luego todo volvía a ser una tortura.

Yoleidis lo denunció por maltrato; sin embargo, lo ‘perdonaba’ y retomaban su relación. Muchas veces, asegura, lo hizo por necesidad, porque cuando se quedaba sin trabajo, no tenía dinero ni para pagar por un techo para refugiar a sus hijas.

En esas separaciones y retornos pasaron dos años. A Jorge Luis lo sacaron del hotel y se quedó sin vivienda y Yoleidis aceptó llevarlo a donde ella estaba residiendo. “Fue mi peor error”.

Un día después de una discusión, el hombre la abrazó por detrás, le dio un beso en el cuello y le dijo que no pelearan más. Ella se fue para la cocina y cuando dio la espalda, el hombre la tomó del pelo y sin saber de dónde sacó el cuchillo comenzó a apuñalarla, la primera fue casi mortal. Le perforó un pulmón y le destrozó el hígado.

El vil ataque duró varios minutos, pero ella como pudo en un momento de descuido de aquel hombre, abrió la puerta del apartamento, ubicado en un tercer piso, pero su movilidad estaba afectada y terminó rodando por las escaleras. Los vecinos la auxiliaron pues habían escuchado los gritos de auxilio de la mujer.

La Policía lo habría capturado en flagrancia. Dos años después, Yoleidis asegura que se hizo justicia y espera que Jorge Luis, de 36 años, pague por lo que hizo, porque además del daño físico también le causó grandes daños psicológicos.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también