sábado, 25 septiembre 2021
sábado 31 de julio de 2021 - 12:00 AM

Conmoción en Lebrija por el trágico accidente de joven comerciante

Óscar Eduardo Jaimes Botello, de 24 años, era reconocido en Lebrija no solo por su afición a las motos, también por ser un joven emprendedor. Trabajaba con su padre en una comercializadora de cítricos.
Escuchar este artículo

El drama cogió carretera subiendo hacia el aeropuerto ayer al mediodía, a unos cuantos metros de la curva donde los viajeros divisan la famosa Puerta Grande de Girón.

En el Puente Flandes había desespero, igual en el descenso del Palonegro. Hubo un trancón insufrible.

Quienes iban tuvieron que aminorar la marcha porque el carril quedó reducido a uno; en el otro yacía el cuerpo exánime de un jovencito que terminó arrollado de manera brutal por una tractomula que acababa de rebasar. Perdió el equilibrio de su motocicleta y sus briosos reflejos no alcanzaron para esquivar la muerte.

Al final de la cola nadie sabía que el cadáver de Óscar Eduardo Jaimes Botello, permanecía girado de torso, con la cabeza protegida aún por el casco, a pocos centímetros del separador. El sopor del medio día hizo más angustiante la espera de quienes quedaron atascados hacia las 12:59 cuando Jaimes Botello, quien iba rumbo a su pueblo, Lebrija, perdió el equilibrio de su briosa Yamaha DT color esmeralda, de placa PWX-36A y se fue de lado de manera inexplicable hacia el final de su existencia. Aquella ‘mua’ que acababa de pasar dio cuenta de su cuerpo. Lo aprisionó.

Lea también: Un joven fue asesinado a cuchillo en el Norte.

El mismo atasco que había subiendo se duplicó bajando, porque hasta los recién llegados a la ciudad vieron la espantosa forma de partir de aquel emprendedor comerciante de limones y socio de su papá en “Cítricos JJ”.

Jhon lo vio caer

La tragedia es inexplicable, incluso para Jhon Aguilar con quien compartía afición. Habrían coincidido en los semáforos de La Salle desde donde emprendieron una charla viajera y, petrificado,Jhon solo pudo ver los últimos instantes de su ‘parcero’...

Quedó espantado

Jhon Aguilar dijo que minutos antes se encontraron con Óscar y subieron varios kilómetros charlando sobre qué harían este fin de semana. Óscar le preguntó cuándo le prestaba su moto para hacerla correr, pero “le dije que me iba a ir despacio y nos despedimos”. Luego vio la tragedia metros atrás y de la impresión no se pudo acercar, solo atinó a llamar para advertir del accidente.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también