jueves, 26 noviembre 2020
domingo 18 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Cuerpo del niño quemado será trasladado a San Joaquín

Pese a los esfuerzos del personal médico del HUS, el pequeño falleció debido a la gravedad de las heridas. El cuerpo será trasladado a San Joaquín, donde será sepultado.
Escuchar este artículo

El dolor de una madre por perder a un hijo no se puede describir, es del alma. Es un momento muy difícil y no se lo deseo a nadie”, fueron las palabras que expresó, en medio del llanto la madre del pequeño de 3 años que falleció el viernes en la tarde, tras sufrir quemaduras en el 98 % de su cuerpo al caer, de forma accidental, a una paila de un trapiche, en San Joaquín.

Su deceso se dio en el Hospital Universitario de Santander luego de batallar durante casi dos días por su vida. Esas carcajadas contagiosas, esa voz melodiosa, y sus entretenidos pasos de baile no volverán a estar más entre los miembros de esta familia humilde oriunda de este municipio de la provincia Guanentá. Y aunque por un tiempo vivió en Girón, donde fue registrado el pequeño, esta pareja de sanjuaquinenses no olvidó sus raíces y desde hace 18 meses se había radicado nuevamente en la vereda San Nepomuceno, del sector La Aurora, donde trabajaban con caña y café. Fue en este lugar, donde ocurrió la tragedia el jueves en la mañana.

El pequeño, era el menor de 3 hijos de 10 y 11 años. Él se había convertido en la alegría de la casa y el consentido. Con sus travesuras hacía reír y con sus detalles enamoraba. “´Era único, precioso, acomedido. Si yo estaba enferma corría a traerme agua para que me tomara la pastilla. Me decía: mamá usted es fuerte. Era un amor. Es muy duro lo que estamos pasando”, manifestó, la afectada progenitora, quien aseguró que el cuerpo será trasladado a San Joaquín, para darle cristiana sepultura.

En sus mentes quedará grabado cada uno de los momentos que vivieron junto al niño, quien se caracterizaba por no pasar inadvertido, por ser un amable y muy cariñoso. “No pudo olvidar que salía a recoger flores y me las llevaba”, dijo la afligida madre. Al cierre de esta edición, la familia se encontraba adelantando los respectivos trámites en Medicina Legal con el fin de poder hacer el traslado de cuerpo ayer mismo.

Lea también: En Girón rindieron homenaje a patrullera muerta en el cumplimiento de su deber

La tragedia

Debido al grave accidente que sufrió el menor, tuvo que ser remitido de San Gil a Bucaramanga por lo que las autoridades del departamento se unieron y lo trajeron junto con sus padres en un helicóptero Black Hawk del Ejército Nacional. Sufrió quemaduras de tercer grado en la totalidad de piel. Y aunque los profesionales de la salud, hicieron todo lo posible por salvarlo, el pequeño perdió la batalla y su muerte fue inevitable.

Luto en San Joaquín
CONDOLENCIAS DE LAS AUTORIDADES
Una vez se conoció la tragedia, La Alcaldía de San Joaquín se pronunció y envió un mensaje de condolencia a los allegados del menor. “Dios les dé el consuelo y la fortaleza suficiente para afrontar estos momentos de tristeza. Un angelito más en el cielo que solo se ha despedido de su cuerpo mortal para permanecer por siempre inmutable en el tiempo y en el espacio”, manifestó el mandatario local, Carlos José Díaz Quintero.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.