sábado, 25 junio 2022
sábado 21 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Padre de uno de los menores arrasados por el río en Cincelada halló su cuerpo sujeto a un árbol

El padre del menor de 14 años encontró su cuerpo a la orilla del río. Era el mayor de sus tres hijos. Desconsolado se tiró al pasto y lo aferró entre sus brazos, se negaba a aceptar que se había ido.

Dos menores, inocentes del peligro del poderoso caudal del río, decidieron lanzarse a las profundas aguas creyendo que podían llegar al otro lado.

Tan pronto se sumergieron, la corriente despiadada los ‘devoró’. No volvieron a salir a flote.

El agua fluía potente, otros adolescentes vieron con horror cómo sus compañeros de clase fueron arrasados. Nada podían hacer por ellos.

Cuando corrieron a contar lo ocurrido, la comunidad del sector de Bahondo desplegó de inmediato la búsqueda para rescatar a los niños.

Profesores y padres de familia rodearon la ribera pero fue imposible rescatarlos. Dieron aviso a las autoridades para que los apoyaran en las labores.

Los dos adolescentes de 14 y 16 años, eran estudiantes del colegio El Resguardo, del corregimiento de Cincelada, Santander.

El jueves, hacia las 4:30 de la tarde, cuando terminaron su jornada escolar, se aventuraron a una ‘travesía’ que terminó en tragedia.

“Lo que dicen los mismos testigos, los demás compañeros, es que al parecer se retaron a tirarse. Ellos se lanzaron sin darse cuenta que venía una creciente súbita que los arrastró”, relató Edilson Arenas, alcalde de Charalá.

Unidades de Defensa Civil, Bomberos y Policía acudieron al llamado de emergencia e iniciaron la búsqueda aguas abajo del río Chagres.

No tuvieron éxito, así que al caer la noche tuvieron que suspender las labores.

Ayer, muy temprano, se reanudó el rescate. Hacia las 8:50 de la mañana, unos gritos desoladores anunciaron que ya había aparecido uno de los cuerpos.

El padre del menor de 14 años halló el cuerpo de su pequeño. Estaba sujeto a un árbol, a la orilla del río.

Desconsolado se desplomó sobre el pasto. Lo aferró entre sus brazos, se negaba a aceptar que se había ido. Los pobladores se acercaron a expresarle sus condolencias.

La familia es oriunda del municipio de Arauquita. El niño era el mayor de los tres hijos.

Miembros de Defensa Civil realizaron el levantamiento del cadáver.

Continuaron luego en la búsqueda del otro adolescente. El río ya estaba en tensa calma pero al cierre de esta edición aún no había rastro de su cuerpo.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también