martes, 27 octubre 2020
viernes 28 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Identificado el hombre hallado muerto en un lote incendiado en Girón

Los residentes del barrio Rincón de la Paz, en límites entre Bucaramanga y Girón, encontraron el cuerpo de un hombre que habría muerto sofocado mientras ayudaba a apagar un incendio forestal un día antes.
Escuchar este artículo

Las aves de carroña sobre un terreno incendiado la tarde del miércoles anunciaron una tragedia y permitieron un doloroso hallazgo ayer jueves.

Entre la maleza incinerada encontraron el cadáver de un hombre, quien podría ser Alejandro Alfonso Arcila Ossa, de 60 años. Al parecer murió sofocado no solo por las llamas sino por graves quemaduras. Nadie se dio cuenta al momento de la emergencia.

¿Cómo fue el incendio?

Durante más 5 horas, desde el mediodía del jueves hasta entrada la noche, el Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga trabajó junto a la comunidad del barrio Rincón de La Paz, para apagar las llamas que consumieron 7 hectáreas de terreno en un lote en la vereda Guapi, límites entre Girón y Bucaramanga, detrás de la Cárcel de Mujeres.

Se presume que personas que tratan de invadir prendieron la maleza y todo se salió de control.

Así lo hallaron

Ayer no quedaban más que cenizas y maraña incinerada, pero varios gallinazos sobrevolando la zona alertaron a los residentes del barrio, quienes subieron hasta el sitio, a unos 15 minutos a pie desde el sector de ‘La Virgen’.

Al llegar se encontraron la macabra escena: el cuerpo de un hombre bocarriba, con el rostro carcomido por los chulos y el resto con serias quemaduras. Estaba casi irreconocible.

Pronto dieron aviso a la Policía y la Sijín acudió a realizar el levantamiento. En la billetera tenía una cédula a nombre de Alejandro Alfonso, por lo que se cree que se trate de la misma persona.

Pero nadie en la zona asegura conocerlo y ningún familiar apareció.

La gente comenzó a hacer conjeturas, incluso decían que no estaba quemado sino en estado de descomposición.

“Este tipo no vivía por aquí, no se sabe cómo apareció ahí, creemos que tal vez lo mataron, lo tiraron ahí y le prendieron candela, eso pudo ocasionar el incendio”, especulaban.

¿Murió sofocado?

Sin embargo, las primeras hipótesis de las autoridades apuntan a que el hombre no murió calcinado, aparentemente se asfixió allí y las llamas lo alcanzaron, pero las apagaron a tiempo antes de quemarlo por completo.

Vestía una pantaloneta azul, por lo que algunos testigos aseguran que lo vieron la tarde del incendio ayudando a sofocar las llamas.

Por ahora, en Medicina Legal tendrán que determinar si efectivamente es Arcila Ossa, mientras las autoridades investigan para determinar cómo terminó en aquel lugar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.