viernes, 22 septiembre 2023
jueves 25 de mayo de 2023 - 7:49 AM

Las dudas que persisten tras la muerte de Ricardo Camero en Bucaramangas

Más son las dudas que las certezas que se tienen tras la muerte de Ricardo Andrés Camero López, de 30 años, cuyo cuerpo fue hallado en avanzado estado de descomposición en zona boscosa aledaña al barrio Albania, en la comuna 14 de Bucaramanga.

El dolor por esta muerte llegó hasta Cúcuta, Norte de Santander, de donde él era oriundo. Su padre Carlos Camero, un exconcejal de esta ciudad fronteriza, pide a las autoridades que esclarezcan todos los hechos que hoy son un misterio.

Ricardo Andrés había llegado a vivir al área metropolitana de Bucaramanga, más específicamente al municipio de Girón, desde hace cerca de un mes. Convivía con su esposa y sus dos hijos, una niña y un niño.

“Él tenía ya unos días de estar en Bucaramanga, su esposa es de allá y se había ido porque su hija estaba con un problema de hepatitis. Antes vivía en Cúcuta, trabajaba con un carro, y se fue por cuestiones de salud de la niña”, dio a conocer a Q’hubo el padre del fallecido.

El pasado 11 de mayo, cerca de las 11:00 p.m., Camero López salió de su vivienda en su motocicleta AKT Evo, de placa RIL-40C, color negro. Esta fue la última vez que se le vio con vida y se supo de él.

“Esa tarde salieron a comer con la esposa y los dos niños, él llegó y se fue a hacer una diligencia. Le dijo a ella que ahora venía, no llegó esa noche. Al día siguiente, ella empezó a marcarle y el celular ya sonaba apagado, luego nos llamó a la familia en Cúcuta para ver si se había llegado allá”, añadió Carlos.

Q' Hubo / VANGUARDIA
Q' Hubo / VANGUARDIA

Con el pasar de los días y al no tener información del paradero, la zozobra y la angustia fueron aumentando para los seres queridos, quienes iniciaron todas las averiguaciones con las autoridades.

Interpusieron la denuncia por la desaparición y tenían la esperanza de que fuera hallado sano y salvo. Todo se desvaneció el miércoles 17 de mayo, seis días después de la desaparición, cuando les informaron sobre el hallazgo de un cuerpo en descomposición que podría ser Ricardo.

“La Fiscalía se pronunció que había encontrado un cuerpo y que por las huellas dactilares era

Ricardo Andrés Camero, ahí nos trasladamos a Bucaraman-ga para hacer el reconocimiento y dadas las condiciones de descomposición fue imposible, pero la esposa identificó las prendas que portaba ese día que salió de casa”, expresó el progenitor.

¿Qué le pasó?

Las causas de la muerte de este hombre de 30 años, por ahora son todo un misterio. Por el grado de descomposición que tenía el cuerpo, se cree que posiblemente murió desde el mismo día de la desaparición.

Durante las diligencias del levantamiento adelantadas por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, Q’hubo conoció que, al parecer, el occiso registraba dos heridas.

El cadáver fue encontrado por un habitante de calle en una zona de difícil acceso. Entre la tierra y los matorrales sobresalía el cuerpo al que ya se le notaban sus partes óseas. Fue necesaria la presencia del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga para sacarlo de allí.

Q' Hubo / VANGUARDIA
Q' Hubo / VANGUARDIA

La motocicleta en la que se movilizaba la víctima el día de la desaparición, no aparece. Será clave en el proceso investigativo.

“Uno de padre le da angustia saber lo que pasó. Quiero saber por qué apareció en esas condiciones, cuáles fueron las circunstancias de la muerte, saber si fue violenta, si fue por robarlo, si fueron bandas criminales. Tantas preguntas que hay y todavía no hay respuestas”, concluyó el papá de la víctima.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también