viernes, 30 septiembre 2022
lunes 08 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Luto en Rionegro, Santander por la muerte de joven enfermero en accidente de tránsito

Anderson Javier Leal Lizarazo, de 26 años, se desempeñaba como auxiliar de enfermería del Hospital del Norte de Bucaramanga. También trabajaba en la IPS de la Fundación Niños de Papel de Bucaramanga. Murió luego de accidentarse en su motocicleta, frente al coliseo municipal de Rionegro.

Anderson Javier Leal Lizarazo, dejó un profundo dolor en su natal Rionegro, Santander. El joven de 26 años se desempeñaba como auxiliar de enfermería del Hospital del Norte de Bucaramanga. Su calidad humana y su entrega desmedida a servir, son las cualidades que destacan de él quienes lo conocieron, trabajaron con él y aún más, quienes fueron sus pacientes. Anderson hacía parte de la IPS Niños de Papel de Bucaramanga, donde atienden a niños y jóvenes en condición vulnerable.

“Siempre estuvo dispuesto a ayudar a la gente, trabajando con población muy necesitada tanto en el Hospital del Norte como en la fundación; niños con problemas de drogadicción o de abuso sexual, él siempre los trataba como gente, los escuchaba”, contó un allegado a Leal.

“Leal Lizarazo fue un colaborador muy apreciado por toda nuestra comunidad, en especial por cada uno de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes que siempre encontraban en él una mano amiga. También por todo lo que él representaba para el progreso de cada uno de nuestros usuarios en la unidad de servicios terapéuticos. Esta noticia nos entristece y nos deja sin palabras”, fue el emotivo mensaje de condolencias que emitió la Asociación Niños de Papel.

Anderson no solo era entregado a su oficio como enfermero, su familia era su motivación y el centro de su vida. “Siempre estaba pendiente de su mamá y de sus hermanos. Con su pareja actual se querían mucho y viajaban seguido en la moto de él”. “Él también era un gran amigo, muy leal, nunca se negaba a un favor”, expresaron amigos del joven.

Era un joven lleno de propósitos, con grandes cosas por hacer en este mundo. Pero ‘Picachú’, como le decían de cariño a Anderson, partió súbitamente en un terrible accidente de tránsito ocurrido en el lugar que lo vio nacer. Hace poco cumplió sus 26 años. Sus seres queridos celebraron su existencia, ahora tienen que despedirlo.

Ya casi llegaba a casa...

Eran pasadas las 2:00 de la madrugada cuando los vendedores ambulantes que se sitúan en la vía Nacional se sobresaltaron al escuchar un estruendo cerca al Coliseo Municipal de Rionegro. Cuando corrieron a ver qué había ocurrido, vieron una motocicleta tendida en el asfalto y a pocos metros un joven que permanecía inconsciente. El desespero fue mayor cuando lo reconocieron, a Anderson lo veían pasar a diario en su trayecto de ida y regreso de su lugar de trabajo hacia su casa.

Luego de pedir auxilio, Leal fue llevado al Hospital del Norte. Los galenos se lamentaron al verlo ingresar como paciente. Su estado era crítico, entró en paro cardiorrespiratorio y aunque hicieron todos sus esfuerzos para reanimarlo, Anderson requería atención especializada. Lo remitieron al Hospital Universitario de Santander, HUS, pero no alcanzó a ser atendido. El joven rionegrano no resistió más y falleció.

Según pudo conocer esta redacción, Anderson estuvo compartiendo con amigos la noche del viernes y el sábado en la madrugada tomó rumbo en su motocicleta con destino hacia Rionegro. Los detalles del accidente no son claros, las autoridades de tránsito investigan cómo ocurrió y si otro vehículo estaría involucrado.

“Lo que sabemos es primero llevó a un amigo a su casa y cuando estaba de vuelta pasó el accidente. Al parecer una camioneta lo cerró o lo golpeó, están mirando los videos de la única cámara de seguridad que hay en el sector”, contó a esta redacción un amigo cercano de la víctima.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también