domingo, 28 febrero 2021
sábado 23 de enero de 2021 - 12:00 AM

Menor murió al ser arrollado por un carro en Villa Helena

Los habitantes de Villa Helena hicieron un llamado a las autoridades para que se instalen reductores de velocidad, porque hay un parque y los carros pasan a toda carrera.
Escuchar este artículo

Varios sin sabores y una enorme tristeza quedaron en el barrio Villa Helena, al Norte de Bucaramanga, donde decenas de personas fueron testigos de un lamentable hecho. La vida de un niño de 4 años se ‘apagó’ al ser arrollado por un vehículo en la carrera 22A con calle 15CN.

Ocurrió hacia las 11:30 de la mañana. El pequeño, al parecer, salió corriendo detrás de otro menor. Se ‘lanzó’ a la calle.

Un automóvil Spark color rojo conducido por una mujer ‘se lo llevó’ por delante. Quedó herido de gravedad.

Hubo desespero entre los vecinos quienes intentaron auxiliarlo; poco a poco la vida se le escapaba.

Lo alzaron y lo embarcaron rumbo al hospital, pero habría ingresado sin signos vitales. La noticia fue devastadora para sus padres quienes no se encontraban en la vivienda.

El papá salió a trabajar y la mamá estaba en Villa Rosa inscribiendo en el colegio a los dos hermanitos. El niño se encontraba bajo el cuidado de una prima.

Con el alma destrozada aguardaron en el centro médico la llegada del Grupo de Criminalística de Tránsito de Bucaramanga, para el traslado del cuerpo a Medicina Legal.

“Se llevaron el carro a los patios y a ella (la conductora) le hicieron una prueba de alcoholemia”, manifestó Edwin Acuña, padre de la víctima. Aseguró que espera que se aclare qué pasó pues “tal vez no lo vieron (al niño) por no estar pendientes (del camino), si estaban haciendo algo como chatear”.

Lea también: Llamas consumieron una vivienda en el Mutis

Algunas versiones

César Augusto García Muñoz, uno de los testigos aseguró que el carro no transitaba con velocidad, “venía subiendo, pero lo arrolló. Las señoras se bajaron a auxiliarlo y quedaron en shock, sobre todo la que conducía. Esa muchacha no sabía ni qué hacer, se agachaba, se arrodillaba, se cogía la cabeza y decía: ¡Yo no lo vi, no vi de dónde salió!”.

“El niño quedó botado y nadie lo recogía. La familia no llegaba, entonces, como más o menos sé de primeros auxilios que nos enseñaron en la empresa, lo auxilié, lo alcé y le tapé la cabecita con un trapito, porque la tenía rota, ahí recibió el golpe”.

En el mismo Spark lo subieron, pero lo condujo una persona del barrio, “porque las señoras no eran capaces ni de manejar”.

“Al niño se le iban signos vitales, porque lo íbamos monitoreando. La verdad, ya iba muerto (por el tipo de herida). Cuando llegamos al Hospital ya pailas”, dijo el testigo. Fue así como de forma trágica un ser inocente perdió la vida, quizá jugando.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.