martes, 20 octubre 2020
viernes 18 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Ratifican condena contra vigilante por feminicidio ocurrido en Piedecuesta

A 31 años y 11 meses de prisión fue condenado Víctor Alfonso Herrera Valencia, acusado de asesinar a su compañera sentimental.
Escuchar este artículo

No hay vuelta atrás, durante 31 años y 11 meses debe permanecer en prisión Víctor Alfonso Herrera Valencia, condenado ayer en la tarde por asesinar a su compañera sentimental María Fernanda Alarcón Vega, el 4 de diciembre del 2019 en Piedecuesta.

La pena, acordada entre la defensa de Herrera y la Fiscalía en mayo, quedó en firme en la audiencia de lectura de fallo adelantada de forma virtual por el Juzgado Sexto Penal del Circuito que condenó al sujeto por los delitos de feminicidio agravado, lesiones personales y porte ilegal de armas de fuego.

¿Cómo ocurrió

el atroz crimen?

Herrera Valencia, de 26 años, fue capturado el 6 de diciembre, dos días después del asesinato.

María Fernanda, de 24 años, fue baleada a las 3:35 de la madrugada del 4 de diciembre mientras trabajaba como vigilante en una fundación en la calle 25 con carrera 1W del barrio Portal del Valle.

Estaba con su compañero de guardia, un joven de 22 años.

Hasta allí llegó Víctor, quien desenfundó el arma y le propinó los dos disparos en el pecho a la mujer y apuntó contra el otro guardia. Le disparó dos veces, pero este logró correr y ocultarse.

Cuando la Policía hizo presencia, alertada por la empresa de vigilancia, ya Alarcón Vega no tenía signos vitales.

El asesino, quien también trabajaba como vigilante en una subestación eléctrica en Bucarica, Floridablanca, abandonó su puesto y usó el arma de dotación para cometer el crimen.

Minutos antes de salir la había llamado de manera insistente a su teléfono celular, pero como no contestó se fue hasta la fundación.

Pese a que huyó hacia el municipio de Rionegro, esa misma mañana fue aprehendido, presentado ante la Fiscalía y dejado en libertad, porque no había flagrancia.

Dos días después lo capturaron cuando salía de reclamar la liquidación en la empresa donde trabajaba.

Celos obsesivos

Allegados a la pareja describieron a Víctor como un hombre celoso, acosador y extremadamente posesivo. Incluso habían ocurrido episodios de maltrato que ella denunció.

Se habían separado, pero él la convenció de que regresaran.

De la relación de 6 años, quedó un hijo, quien para la época del crimen tenía 19 meses.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.