Lunes 17 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

La ética, clave en los entornos laborales

En entrevista con Joan Fontrodona Felip, director del Departamento de Ética Empresarial del IESE Business School, de la Universidad de Navarra, se habló sobre la importancia de la ética en los negocios.

Comparta este artículo ›

John Álvarez
Joan Fontrodona Felip
(Foto: John Álvarez)

Según un estudio sobre la corrupción en Colombia realizado por la Universidad Externado de Colombia, un 58 % de empresarios afirman que de no pagar sobornos se perderían negocios. Sumado a esto, un 91 % de ellos consideran que secretamente se ofrecen dádivas para obtener contratos.

La ética parece ser un elemento que se ha perdido dentro del desarrollo de las actividades y los comportamientos de las organizaciones. Estas normas y costumbres son igual de fundamentales que los indicadores económicos de una empresa.

En entrevista con Joan Fontrodona Felip, director del Departamento de Ética Empresarial del IESE Business School, de la Universidad de Navarra, quien estuvo en la Universidad Autónoma de Bucaramanga por iniciativa de CORE School of Management para hablar sobre la importancia de la ética en los negocios con los empresarios de la región, habló sobre cómo los valores son tan necesarios en las actividades laborales.

¿Por qué es importante la ética empresarial?

Es importante la ética en las empresas porque no nos podemos conformar con pensar que una empresa va bien si tiene buenos resultados económicos, hay que analizar y valorar el rendimiento y el funcionamiento de las empresas combinando no solamente su eficacia y su eficiencia económica sino también viendo qué valores ponen en juego y viendo también cómo se respeta a las personas y a los valores de las personas en la actividad empresarial porque dado que en la empresa hay un conjunto de relaciones comerciales y de relaciones profesionales es lógico que salgan conflictos entre los valores de las personas, entre los valores de las personas y las organizaciones y de alguna forma tenemos que saber gestionar esos conflictos que surgen y eso es lo que a la ética le preocupa y lo que a la ética le interesa, ayudarnos a solucionar esos conflictos para que las empresas sean un lugar donde la gente puede trabajar a gusto, donde no tendrá problemas de conciencia con sus valores, y donde visto positivo, sea un lugar donde la gente pueda crecer y desarrollarse.

 ¿Desde qué momento es necesario empezar a trabajar en esa ética?

Esa ética la trae uno desde casa, porque vamos a una empresa, ya tenemos todos nuestra edad, nuestros valores, y hemos formado nuestra cabeza y nuestra conciencia pero al mismo tiempo también tenemos que estar dispuestos a cambiar y a confrontar nuestros valores con el entorno, y evidentemente cuando uno está en una carrera profesional, en un entorno profesional, donde pasamos muchas horas de nuestro día en un entorno profesional, es lógico que ese también sea un lugar de aprendizaje y de mejora, por tanto, eso también significa que los directivos de las empresas y los gerentes de las empresas tienen que tener esa responsabilidad, sentir esa responsabilidad de ver cómo educan, cómo forman a su gente, cómo les ayudan a crecer en esos valores, a veces lo hacen explícitamente a través de programas de formación, a veces lo hacen indirectamente, implícitamente a través de las políticas que les establecen, de los incentivos y los objetivos que les marcan, porque eso también tiene un impacto en cómo la gente actúa y en lo que la gente aprende.

¿Qué trabajo deben aplicar las empresas que practican la "corrupción blanca"?

Ahí lo que hay tener claras son las líneas rojas que no se quieren cruzar, señalarlas, darlas a conocer, que todo el mundo sea consciente de lo que en la empresa está permitido y no está permitido. Después hay que establecer sistemas y canales para que esas malas prácticas afloren y sean conocidas por quienes tienen responsabilidad. Establecer los organismos competentes, los comités de ética o comités que estén, que analicen los riesgos y controlen los riesgos y luego estar dispuestos a accionarlos si esas medidas, si esas malas prácticas llegan a tener lugar. Hay una función de prevención, una función de identificación de los riesgos, de comunicación y conocimiento de los riesgos y de sanción.

¿Qué debería hacer un empleado que tiene una invitación a sobornar por orden de su jefe?

Yo le diría que primero intente aconsejarse con alguien de su confianza para explicarle bien su situación, entenderla bien y analizarla bien. Y también después le diría que uno tiene que estar dispuesto a veces a sacrificarse por sus principios y a sacrificarse por sus valores y así como las empresas tienen líneas rojas de lo que no se puede hacer uno tampoco puede venderse a cualquier empresa, uno tiene que estar dispuesto a sacrificarse, a veces sacrificar el trabajo profesional o la estabilidad económica, si aquello que se le pide es suficientemente grave como para decir que no quiere pasar por eso. También es cierto que las empresas tendrían que tener mecanismos y tendrían que tener entornos, crear entornos donde la gente pueda objetar, pueda decir, yo no quiero hacer esto y que se les respete, pero no es fácil que las empresas acepten esa objeción de conciencia que sería algo muy bueno, y si la objeción de conciencia no se permite pues uno tiene que estar dispuesto a sufrir y a veces asumir el coste que a veces signifique el decir que no quiere hacer determinadas prácticas pero es importante antes dejarse aconsejar para que uno pueda juzgar también con objetividad y teniendo en cuenta todas las circunstancias.

Publicidad

Publicada por: Dirección de Comunicación Organizacional UNAB