Martes 25 de Octubre de 2016 - 04:09 PM

Presentador de TV en Túnez sugirió a una adolescente que se case con su violador

Mientras en América Latina los ciudadanos se toman las calles para protestar contra la violencia de género, en Túnez, un país africano mayoritariamente musulmán, las mujeres víctimas de violación deben casarse con su agresor para que estos no vayan a la cárcel.

Comparta este artículo ›

TOMADO DE YOUTUBE.COM/VANGUARDIA LIBERAL
Presentador de TV en Túnez sugirió a una adolescente que se case con su violador
(Foto: TOMADO DE YOUTUBE.COM/VANGUARDIA LIBERAL)

Esa norma no solo está escrita en el anticuado Código Penal de Túnez -el Ministerio de la Mujer lleva varios años intentado reformar el artículo 227 bis-, sino que aún es aceptada por una parte de la población, como lo demostró el polémico presentador de televisión Alaa Chebbi en su programa Andi Mankolek (Tengo algo que decirte).

El show, de la cadena privada El Hiwar Ettounsi, fue suspendido por tres meses después de que Chebbi sugiriera a su invitada, una menor de 17 años que había sido víctima de violaciones sistemáticas, que tendría que casarse con su agresor para “cerrar el asunto”.

La adolescente, que desde los 14 años era violada por tres hombres de su entorno familiar, acudió al programa de televisión acompañada por su hermano y su padre.

Llorando, la chica aceptó que tenía ocho meses de embarazo pero no sabía quién de los tres violadores era el padre, razón que llevó a su papá a expulsarla de la casa. La familia acudió al programa para intentar resolver el conflicto.

Sin embargo, la solución del presentador dejó al mundo estupefacto. Alaa Chebbi sugirió que la chica debía casarse con el padre -fuera quien fuera- para que al menos el hijo pudiera llevar su apellido.

Además, el presentador aseguró también era culpable porque “tendría que haber informado antes de sus abusadores y pedir perdón a su padre por haberse quedado embarazada antes del matrimonio”.

El programa, que fue eliminado de la página web del canal y de las plataformas de videos en internet, causó toda una oleada de reacciones: desde páginas de apoyo en Facebook hasta una petición en Change.org.

Finalmente, después de mucha presión, la autoridad de televisión de Túnez (Haica) rechazó las declaraciones de Alaan Chebbi y suspendió por tres meses el programa porque “no había respetado la dignidad de esta tunecina”, además de que el presentador sugirió que la joven “se casara con su violador, lo que constituye una incitación a la impunidad, sin contar con el impacto psicológico a la menor y el sentimiento de culpa que eso provoca en ella”.

No es la primera vez que el presentador, de tendencias ultraconservadoras, causa conmoción con sus declaraciones misóginas y discriminatorias.

El 20 de diciembre de 2014, un programa que dirigía Alaan Chebbi en la emisora tunecina Cap FM trató sobre el tema de “La homosexualidad y las razones para su propagación”. En el show, el presentador hablaba con varios líderes religiosos sobre la homosexualidad como una enfermedad psicológica y el mandato de la Sharia (la ley del islam): “cortar la cabeza y eliminarla de raíz”.

Pero ya el presentador había mostrado su tolerancia hacia la violencia de género en un programa de televisión emitido en mayo de 2013, cuando intentó convencer a una mujer que había sido apuñalada cinco veces por su marido para que lo perdonara y volviera con él.

Más allá de lo escandalosas que puedan parecer las declaraciones de Alaan Chebbi, el programa de televisión refleja un problema mucho más grande: la vulnerabilidad de la mujer en el mundo musulmán. En Túnez, según una encuesta del 2010 sobre violencia de género, el 47 % de las mujeres ha sido víctima de una agresión sexual.

Por eso, el grito de América Latina que generó la violación de una niña argentina de 16 años, debe ser tan fuerte que se oiga hasta el Medio Oriente: ¡Ni una más!

Publicidad

Publicada por: COLPRENSA, MEDELLÍN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.