Jueves 08 de Noviembre de 2018 - 12:01 AM

Trump ya no se manda solo

Aunque republicanos perdieron la Cámara a manos de la oposición demócrata, lograron sonora victoria en el Senado. Ahora Trump tendrá que redefinir su estrategia política y electoral.

Comparta este artículo ›

Ocho años después, otro mapa político se configura en el Congreso de Estados Unidos. Los demócratas reconquistaron la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras los republicanos conservaron el Senado, en unos comicios que profundizan la división en la era de Trump.

Lea además: Doce muertos en un tiroteo dentro un bar en California

Pero sin lugar a dudas, el resultado del ‘supermartes’ electoral dejó un sabor ‘agridulce’ para el presidente republicano, a quien -aunque le sonríen los buenos números de la economía y la reactivación del empleo- tras una campaña que se convirtió en un referéndum sobre su liderazgo, se le complica su agenda legislativa de cara a una posible reelección en el 2020.

Y es precisamente en este punto, donde Donald Trump tendrá que poner a prueba su capacidad para sacar adelante sus proyectos, algunos polémicos, como financiar el muro fronterizo con México. En suma, acuerdos en un Congreso que ahora no le será favorable como en los últimos dos años.

Aunque Trump matizó este revés electoral y no tardó en reclamar la victoria con un mensaje muy a su particular estilo: “Tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos! ”, tuiteó poco después de las 11:00 de la noche del martes.

Para Suelen Castiblanco, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle en Bogotá, que los demócratas le hayan arrebatado a los republicanos el control de la cámara baja, “es un golpe fuerte para la gobernabilidad de Trump”.

A renglón seguido, señala que varios proyectos importantes que tenía en el tintero, entre ellos la construcción del muro en la frontera con México, van a tener que pasar por la Cámara “y allí se va encontrar con una posición muy férrea, sobre todo porque la campaña que hizo Trump fue muy violenta contra los demócratas”.

Así las cosas, lo más seguro es que los demócratas, que fueron blanco de ataques extremos por parte de Trump durante campaña, aprovecharán la oportunidad para devolver los golpes.

En otras palabras, la oposición demócrata le pasará cuenta de cobro ahora que retomó el control de este cuerpo legislativo, afirma la experta.

Esto se traduce además, según Castiblanco, en que varios proyectos podrían ser revertidos por parte de la mayoría demócrata, por ejemplo, el trato hacia los migrantes, como la separación de las familias o la eliminación de la nacionalidad vía nacimiento.

Jerónimo Ríos, doctor en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, tiene una visión más cauta a juzgar por los resultados de las elecciones de mitad de término en Estados Unidos y opina que “verdaderamente no hay un cambio trascendental dentro del Congreso”.

Si bien los demócratas podrían poner trabas a ciertas cuestiones de Trump, aclara que no deja entrever que haya seguridad de que el cambio de color dentro de la Cámara implique consecuencias o efectos frente a las presidenciales en dos años.

Le puede interesar: Forcejeo, insultos y carcajadas, así volvió a atacar Trump a la prensa

Camino a la reelección

De hecho, Ríos considera que Trump tiene muchas opciones de ser reelegido, aprovechando la polarización y su electorado base, donde no se identifica claramente un contendiente de peso del bando demócrata.

“Ha cumplido con su política exterior, ha cumplido con su política macroeconómica y con muchas de las promesas de los 60 millones de electores que depositaron su confianza en él en 2016, aunque sea un antidemocrático y fascista a todas luces”, sostiene el experto.

Frente a esto, Castiblanco apunta que es claro que los que eligieron a Trump hace dos años, hombres blancos mayores de 45 años que viven en el cinturón tradicional rural conservador de Estados Unidos que tiene una posición marcada frente a la migración y el mentado ‘sueño americano’, no lo han abandonado y, por el contrario, ha sabido movilizar de nuevo a este electorado a su favor en esta oportunidad.

Las mujeres hicieron historia, entre ellas dos colombianas

U n verdadero hito lograron las mujeres en estas elecciones para las dos cámaras del Congreso estadounidense. En total, 103 mujeres resultaron elegidas, quienes se suman a las 10 senadoras que aún se mantienen en su curul por no estar en juego. Hasta ahora 107 mujeres ocupaban escaños.

Entre estas 103 mujeres electas, dos colombianas también hicieron historia. Se trata de Catalina Cruz y Jessica Ramos, quienes lograron un escaño en la Asamblea de Nueva York por el Partido Demócrata, apoyadas por un discurso progresista de defensa de los inmigrantes latinos y las minorías.

La docente universitaria Suelen Castiblanco lo define como un avance histórico, “el hecho de que tengamos por primera vez una representación mayoritaria en la Cámara implica mayor visibilidad y también implica impulsar una agenda legislativa que va en pro de los derechos de las mujeres”.

En líneas generales, destaca que es muy interesante observar que “en estas elecciones el voto de las mujeres, el voto latino y el voto en general de las minorías se movió mucho”.

En ese sentido, el analista Jerónimo Ríos anota que este posicionamiento femenino permite concebir una Cámara más plural, más incluyente en términos étnicos y de género, es decir, enriquecer la imagen de la democracia representativa de Estados Unidos.

 

Publicidad
Publicada por: ÁNGELA CASTRO ARIZA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.