domingo, 29 noviembre 2020
domingo 22 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Arce en Bolivia: ¿Un gobierno a la sombra de Evo?

La tarea prioritaria del nuevo mandatario Luis Arce, exministro de Economía de Evo Morales, es restablecer la institucionalidad democrática y garantizar la estabilidad social tan esquiva en el país.
Escuchar este artículo

Evo Morales volvió a Bolivia. Lo hizo arropado por miles de seguidores en Cochabamba, el pasado 11 de noviembre, justo un año después de salir hacia el exilio a México y Argentina, en medio de acusaciones de fraude electoral cuando buscaba un cuarto mandato.

Con el panorama político y judicial despejado, luego de que le fueran retirados los cargos por sedición y terrorismo el mes pasado, el expresidente boliviano aún proyecta una larga sombra sobre el país y divide a la opinión pública.

Además: El delfín de Evo Morales gobernará una inestable Bolivia

Aunque Morales, quien gobernó durante casi 14 años el país andino, insiste en que se mantendrá lejos de la vida política, su llegada al país suscita interrogantes y cuestionamientos sobre el papel que desempeñará en el nuevo gobierno de su ‘delfín’, Luis Arce, tras su victoria en las elecciones del pasado 18 de octubre.

Hay quienes se preguntan si el nuevo presidente, quien precisamente se posesionó un día después del regreso de su mentor político, gobernará en cuerpo ajeno, es decir a la sombra de Morales.

El mismo Arce ha salido al paso, y ha dicho: “Si Evo Morales quiere ayudarnos será muy bienvenido pero eso no quiere decir que él estará en el gobierno”.

Morales ya hizo sus primeros movimientos, al retomar el liderazgo de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS) y del mayor sindicato de cocaleros en Bolivia, el cual dirigió durante más de dos décadas.

Frente al tema, Giovanni Reyes, profesor e investigador de la Universidad del Rosario, considera que el actual mandatario boliviano tiene una oportunidad de oro para demostrar que hay independencia de poderes en el país.

En esa línea, valora que Arce ha tratado de mantener cierta distancia de Morales, lo cual a su juicio, “es sumamente prudente, porque el Gobierno tiene que apegarse y mantener la normatividad democrática”.

Si bien reconoce que la situación interna es polarizante, pues hay unos antecedentes de un presidente que tuvo que renunciar y salir huyendo del país, por lo cual no deja de ser “una figura controversial”.

Otro factor de tensión a tener en cuenta, según Reyes, es el Ejército que en Bolivia tuvo un rol determinante en la salida de Morales en medio de sospechas de fraude en los comicios de octubre de 2019 y de masivas manifestaciones en las calles. Pero considera que el problema de fondo es de legitimidad.

$!Arce en Bolivia: ¿Un gobierno a la sombra de Evo?

“El gobierno de Arce tiene la legitimidad formal, es indispensable pero no es suficiente, tiene que ganarse la legitimidad concreta, la de los hechos, que es propiciando un mejora para los sectores más amplios de la sociedad boliviana”, que son en su mayoría indígenas, explica.

Lea aquí: Correa y Morales, fuera del ruedo político

Para Nadia Pérez Guevara, docente de Ciencia Política de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, en Bucaramanga, y del Instituto de Estudios Políticos de la Unab, es importante tener en cuenta el contexto político en el que Luis Arce llega a la Presidencia de Bolivia “a la sombra” de Evo Morales.

Asegura que Arce es reconocido porque se ha labrado una trayectoria de la mano de Morales, “por lo tanto en sectores de la oposición y de la derecha se retrata la preocupación de que sea un gobierno en cuerpo ajeno”.

Situación que plantea muchas dudas, advierte, en el sentido de que el talante de liderazgo político de Morales hace que estas preocupaciones no sean infundadas.

Por ello, Pérez Guevara considera que es impensable una dinámica del MAS y un liderazgo de ese partido sin Evo. Es más, resalta que desde el exilio estuvo muy activo en la política como fuerza de movilización social.

$!Arce en Bolivia: ¿Un gobierno a la sombra de Evo?

El reto es cómo superar la polarización

Mario Morales, analista y profesor de la Universidad Javeriana, comenta que la polarización y la sectarización que se viven hoy en Bolivia tal como ocurre en otras latitudes, no son solo ideológicas o coyunturales. En su opinión, no van a cambiar con el retorno de Evo Morales, porque tienen que ver más con unas creencias y percepciones arraigadas en la sociedad.

Según él, la gran pregunta es cómo lidiará Luis Arce en medio de esta polarización, y si podrá superarla para llevar a cabo su programa de gobierno.

$!Arce en Bolivia: ¿Un gobierno a la sombra de Evo?
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.