viernes, 24 junio 2022
martes 17 de mayo de 2022 - 1:12 PM

Escasez de leche de fórmula para bebés preocupa a Estados Unidos

En las últimas semanas, encontrar leche en polvo para bebés ha sido todo un reto para los padres en distintos estados del país, un asunto que se ha convertido en arma arrojadiza entre republicanos y demócratas y que ha llevado al Gobierno federal a reaccionar.

La escasez ha venido provocada por los problemas de suministro global ocasionados por la pandemia y las dificultades en la planta de producción que Abbott, el principal fabricante de leche para lactantes en EE.UU., tiene en Sturgis (Michigan).

La multinacional suiza de la alimentación Nestlé informó este martes de que envió suministros de leche de fórmula para bebés a Estados Unidos, procedentes de sus factorías en Suiza y Países Bajos, para ayudar a paliar la escasez de estos productos que se vive en ese país desde hace tres meses.

Un portavoz de la firma de Vevey indicó que se ha enviado leche de la marca Gerber desde las factorías neerlandesas y Alfamino desde el país helvético.

"Hemos dado prioridad a estos dos productos por su importante valor médico, ya que se dirigen a bebés con alergias a las proteínas de la leche de vaca", añadió la fuente de Nestlé, indicando que se pudieron enviar con rapidez puesto que ya anterioremente eran importados desde Estados Unidos.

La firma agregó que intentará aumentar su colaboración para paliar la escasez de estos productos en EEUU, aprovechando el compromiso de las autoridades reguladoras estadounidenses de dar temporalmente mayor flexibilidad a la entrada de estos productos.

La leche de fórmula se agotó en numerosos supermercados de EEUU a raíz de que el principal productor local, Abbott Laboratories, retirara remesas de varios tipos de esta leche para bebés (Similac, Alimentum, EleCare), lo que desató compras compulsivas de los consumidores por miedo a que se agotaran.

La retirada de productos se decidió después de que al menos cinco bebés sufrieran una infección bacteriana y dos de ellos fallecieran, unos sucesos que aún están siendo investigados

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló con algunos de los principales fabricantes nacionales de leche en polvo para bebés, a los que presionó para que aumenten su producción, y anunció que importará mayores cantidades de este producto ante la escasez sin precedentes en su país.

El mandatario conversó con los directores ejecutivos de las empresas Mead Johnson y Gerber, que producen fórmula para lactantes, y con las cadenas minoristas Walmart y Target, informó la Casa Blanca.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también