martes, 28 noviembre 2023
jueves 05 de mayo de 2022 - 6:25 PM

Mundo

Extradición de 'Otoniel' es un mensaje a todos los narcotraficantes: DEA

La Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos acusa al recién extraditado capo del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, alias 'Otoniel', por tres cargos relacionados con sus actividades de narcotráfico.

Al hombre de 50 años le señalan por los delitos de distribución de cocaína, conspiración internacional y uso de armas de fuego, por los que tendrá que pagar una pena en una cárcel de ese país, por un tiempo que determinará un juez en los próximos meses.

El sujeto, quien se escondía entre las zonas selváticas de la región del Urabá y terminó en manos de las autoridades en un operativo que se llevó a cabo en inmediaciones a la frontera entre Colombia y Panamá, es acusado de enviar 90 toneladas de cocaína a ese país, con un valor de 2.000 millones de dólares.

La justicia norteamericana mostró el caso de Otoniel como un manifiesto contra el tráfico de sustancias ilícitas, actividad delictiva por la que han capturado ha unos 115 líderes de los carteles del narcotráfico en los últimos años.

“Si pones en riesgo la seguridad del pueblo estadounidense la DEA nunca parará hasta traerte ante la justicia”, sentenció Anne Milgram, directora de esa institución. Para la Casa Blanca el tráfico de estupefacientes es una afrenta contra la salud pública de ese país, uno de los mayores consumidores del mundo.

“La extradición de hoy envía un mensaje claro a los carteles de droga en todo el mundo: la DEA los buscará sin descanso”, agregó la mujer que lleva las riendas de esa institución, que lleva décadas con la misión a cuestas de derrocar a los grupos narcotraficantes, un objetivo esquivo en medio de un continente en el que pululan las asociaciones ilegales.

Otoniel era buscado por ser el líder del Clan del Golfo, organización que Estados Unidos cataloga como el grupo narcotraficante más grande de Colombia y uno de los más robustos en el ámbito internacional, junto al Cartel de Sinaloa en México.

Incluso, en la rueda de prensa de las autoridades estadounidenses detallaron que la cocaína del Clan del Golfo frecuentemente se colinda con las sustancias que envían los carteles mexicanos.

El ahora exlíder del Clan del Golfo es acusado de enviar cargamentos semanales que salían desde Colombia, pasaban por México y llegaban a Estados Unidos, algunos por vía marítima y otros por el Tapón del Darién.

“La actividad del narcotráfico por parte del Clan del Golfo fortaleció el poder de alias Otoniel y ejercieron control sobre las rutas de narcotráfico más lucrativas en Colombia. Usaban sicarios, torturaban y secuestraban por orden de alias Otoniel”, detalló el fiscal del caso.

En el prontuario de Dairo Antonio Úsuga David están actividades como haber implementado varios “plan pistola”, asesinar a civiles a quienes acusaba de cooperar con la Fuerza Pública, ejercer control territorial de zonas rurales y selváticas y asesinar a líderes sociales.

La justicia de Estados Unidos aprovechó el anuncio de la extradición del capo narcotraficante para asegurar que este tendrá la posibilidad de cooperar con las autoridades colombianas desde allá.

Mientras Otoniel pasó la noche en una celda en Nueva York, en Colombia las víctimas cuestionaron que este fuera enviado a Estados Unidos sin antes dar su verdad ante las instancias nacionales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también