martes, 31 enero 2023
domingo 04 de diciembre de 2022 - 12:00 AM

La disputa por la soberanía territorial en La Haya

La decisión final que emita La Haya se dará a conocer entre cuatro y seis meses, y no será apelable para ninguna de las partes, por eso para el Gobierno de Colombia es importante centrar su atención en la defensa y soberanía del territorio nacional.

Colombia enfrentará un nuevo capítulo en el litigio que adelanta con Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en Países Bajos.

Del 5 al 9 de diciembre próximo se llevarán a cabo las audiencias orales del caso de la delimitación de la plataforma continental entre Nicaragua y Colombia, más allá de las 200 millas náuticas desde la costa nicaragüense (Nicaragua c. Colombia).

En medio del proceso, la Corte ha venido examinando la reclamación que hace Nicaragua frente a la definición de los límites de una supuesta plataforma continental que el equipo nicaragüense asegura tener más allá de las 200 millas náuticas que le corresponden y que, siendo así, llegarían hasta la parte de Colombia.

El caso entre los dos países lleva más de nueve años ante La Haya. El proceso comenzó cuando Nicaragua, el 16 de septiembre de 2013, en el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, radicó la demanda en contra de Colombia ante la Corte.

“La controversia se refiere a la delimitación de las fronteras entre, de un lado, la plataforma continental de Nicaragua más allá del límite de las 200 millas náuticas a partir de las líneas de base desde las cuales se mide la anchura del mar territorial de Nicaragua y, de otro lado, la plataforma continental de Colombia”, fue el objeto de la demanda de Nicaragua.

En la demanda, el país centroamericano le solicitó a la Corte determinar la precisión de la frontera de la plataforma continental y establecer los derechos y deberes de ambos Estados en esa zona limitada, además de definir el uso de los recursos que tenga esa limitación entre Colombia y Nicaragua.

En respuesta, el 14 de agosto de 2014, el país suramericano presentó unas excepciones preliminares frente a las supuestas contradicciones que estaría teniendo Nicaragua y sus pretensiones de tomar limitaciones colombianas.

En dichas excepciones se explicó cómo, según Colombia, sí estaba cumpliendo con sus deberes y el por qué consideraban que Nicaragua estaba intentando tener pretensiones erradas. Para el 19 de enero del 2015, Nicaragua respondió y presentó sus observaciones frente a las excepciones preliminares de Colombia.

Entre el 5 y 9 de octubre de 2015, los equipos jurídicos de ambos países se presentaron ante La Haya y expusieron oralmente sus argumentos sobre la competencia de la Corte y la inadmisibilidad de la demanda.

Para el 17 de marzo de 2016, la Corte respondió y le negó algunas pretensiones a Nicaragua que tenía con Colombia, pero tomó la decisión de indagar más sobre la demanda y conocer los motivos de ambas partes frente a esa delimitación. Una de las pretensiones que se negó fue la de establecer un régimen provisional de derechos y deberes para la explotación de recursos naturales en el área mientras se definía la delimitación.

Lo que actualmente se debate es “la pretensión nicaragüense para que se le reconozcan derechos sobre el suelo y el subsuelo marino más allá de las 200 millas náuticas desde su costa”, según la Cancillería de Colombia.

Frente a la respuesta de la Corte, el 28 de septiembre de 2016, Nicaragua realizó una presentación de la memoria frente a sus argumentos basados en los cambios que hizo la Corte. El 28 de septiembre de 2017 Colombia hizo su contra memoria. El 9 de julio de 2018, Nicaragua presentó réplica y el 11 de febrero de 2019, Colombia respondió. Todo ese proceso ha sido textual.

También puede leer: El 40% de la red eléctrica de Ucrania sigue sin funcionar tras bombardeos rusos

Finalmente, esos mismos argumentos serán presentados oralmente por los equipos jurídicos de ambos países del 5 al 9 de diciembre próximo.

Según la Cancillería, durante todo este proceso Colombia ha presentado argumentos científicos, jurídicos e institucionales manifestando sus razones por las cuales las pretensiones de Nicaragua no tienen fundamento.

“Al no darse los presupuestos necesarios, no procede una delimitación de plataformas continentales como lo busca Nicaragua y la Corte debe rechazar su pretensión. Además, Colombia ha procurado demostrar que tiene plena e indiscutible titularidad sobre el área marítima reclamada por Nicaragua”, subraya Colombia en sus argumentos.

Datos particulares

1- En este caso y para mejoras del proceso, por primera vez en la historia de Colombia, el Gobierno tendrá una oficina de asesoría de imagen internacional, la cual se encargará de informar a nivel mundial cómo avanza el proceso en La Haya entre los dos países.

2- Otro dato particular de este proceso es la presencia de la bióloga raizal Taylor, quien ha profundizado durante su vida sobre ese proceso y manejará el tema particular de la ciencia en el caso, más allá de la delimitación territorial en aspectos jurídicos.

3- El actual Gobierno también destacó la presencia del abogado Villegas, quien durante años ha trabajado como coordinador especial de asuntos ante La Haya, hecho que genera una mayor cercanía y conocimiento para Colombia ante el litigio y que diferencia al actual Gobierno de los demás.

Equipo jurídico de Colombia
Como el proceso se ha dado durante diversos años y se han cambiado los gobiernos, el equipo jurídico colombiano ha tenido diversos cambios. Actualmente el gobierno del presidente Gustavo Petro junto al ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva, conformaron un nuevo equipo.
El equipo lo componen el agente Eduardo Valencia Ospina, quien es doctor en Ciencias Jurídicas y Económicas de la Universidad Javeriana y tiene una maestría en Derecho de la Universidad de Harvard.
La coagente, abogada y embajadora de Colombia ante Países Bajos, Carolina Olarte Bácares, tiene una maestría en Derecho Internacional de la Universidad Robert Shumman de Estrasburgo y es doctora en Derecho de la Universidad de París.
Como coagente también estará la bióloga y física Elizabeth Taylor Jay, quien tiene una maestría en Protección del Medio Marino en el Reino Unido. Es raizal, nacida en Providencia, exembajadora de Colombia en Kenia y será embajadora en misión especial para el Caribe.
En el caso también será asesor el abogado Gabriel Cifuentes Ghidini y el coordinador especial será Andrés Villegas Jaramillo. Los abogados internacionales que continuarán representando a Colombia son: Michael Reisman y Rodman Bundy de Estados Unidos, Jean Marc Thouvenin de Francia, Laurence Boisson de Francia y Suiza y Michael Wood de Reino Unido.
Frente a los cambios, el Gobierno manifestó que la estrategia y los intereses colombianos no se modificarán, y por el contrario, se quiere hacer un énfasis y demostrar un compromiso con los derechos de la comunidad raizal que reside en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también