lunes, 30 noviembre 2020
martes 18 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Líbano extiende un mes más el estado de emergencia en Beirut

Unicef cifró en 100.000 los niños que han sufrido directamente la explosión, sea por daños personales o por la destrucción de sus hogares.
Escuchar este artículo

Las autoridades libanesas anunciaron ayer la extensión por un mes del estado de emergencia en la capital, Beirut, donde fue declarado pocos días tras la explosión del pasado 4 de agosto que arrasó buena parte de la ciudad, informó la oficina del primer ministro en funciones, Hasan Diab.

“El secretario general del Consejo de Ministros, el juez Mahmoud Makiya, anunció la extensión de la declaración del estado de emergencia y sus medidas en la ciudad de Beirut hasta el 18 de septiembre”, indicó en un comunicado la oficina de Diab.

Le puede interesar: Revés para EE.UU. en la ONU sobre ampliar el embargo de armas a Irán

La decisión fue emitida por el presidente de la República, Michel Aoun, y el jefe del Ejecutivo de forma conjunta, según la nota.

El Parlamento libanés aprobó el pasado día 13 el estado de emergencia en Beirut, que el Gobierno declaró tras la catástrofe provocada por el estallido de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas sin custodiar en el puerto de la ciudad mediterránea.

La explosión ha dejado hasta el momento 180 muertos y más de 6.000 heridos, según las últimas cifras del Ministerio de Salud.

Igualmente, el Líbano se encuentra también en estado de emergencia desde el pasado 15 de marzo por la pandemia de la COVID-19.

El ministro de Salud en funciones, Hamad Hasan, afirmó ayer que el país necesita tomar la decisión “valiente” de imponer dos semanas de confinamiento para frenar la expansión de la COVID-19, que ha repuntado tras la explosión.

Visita de Unicef

Al menos 600.000 niños pueden haberse visto afectados por la explosión del 4 de agosto en Beirut, ya sea directamente o porque siguen en estado de shock tras la deflagración que arrasó una parte de la capital libanesa, dijo ayer el director para Oriente Medio y el Norte de África del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, Ted Chaiban.

En una visita al Hospital Infantil de Karantina, que quedó totalmente destruido por la explosión, Chaiban afirmó a los medios que se estima que “cerca de 600.000 niños podrían estar en estado de shock, vivir con miedo o tener flashback”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.