martes, 24 enero 2023
domingo 27 de noviembre de 2022 - 2:55 PM

No para la represión: Irán mató a 416 personas en dos meses de protestas

Entre las víctimas del régimen hay 51 menores y 21 mujeres. Las regiones kurdas son las más golpeadas.

Las fuerzas de seguridad iraníes mataron a 72 personas, 56 de ellas en regiones kurdas, por cuenta de la represión a las protestas contra el régimen organizadas esta última semana. Y así las cosas, en dos meses que llevan los levantamientos, se suman más de 400 muertos atribuibles al mandato radical del presidente Ebrahim Raisi.

De acuerdo con la organización Iran Human Rights (IHR), el reporte total es de 416 manifestantes asesinados desde el inicio del movimiento de protesta desencadenado el 16 de septiembre por la muerte de Mahsa Amini, una joven kurda iraní de 22 años detenida por la policía de la moral.

Amini fue acusada de violar el estricto código de vestimenta que obliga a las mujeres a llevar el velo en público, pero resultó asesinada tras su detención. Se culpa al régimen de Raisi.

La organización advirtió, además, que entre los muertos se han identificado 51 menores de edad y 21 mujeres, de acuerdo con un reporte revelado IHR en Oslo (Noruega).

En el documento oficial se reveló que, en los últimos siete días, la mayoría de las víctimas murieron en las regiones kurdas del oeste de Irán, adonde Teherán envió refuerzos armados para intentar frenar las manifestaciones.

De hecho, en ciudades como Mahabad, Javanrud y Piranshahr se documentaron duras protestas desatadas en medio de ceremonias funerarias de personas asesinadas por las fuerzas iraníes.

Hengaw, un grupo que defiende los derechos de los kurdos iraníes –que también tiene sede en Noruega–, acusó a las autoridades de haber utilizado munición real contra los manifestantes. Eso se traduce en balas y otro tipo de artefactos bélicos.

Según Hengaw, cinco personas murieron el lunes en Javanrud, donde se habían reunido por millares para rendir homenaje a las víctimas del fin de semana.

Además, el grupo indicó que había confirmado el deceso de 42 personas en las regiones kurdas en una semana, todas por esa munición.

De hecho, el grupo publicó un video de personas intentando extraer con un cuchillo los perdigones del cuerpo de un manifestante, quienes aseguraban tener miedo de ir al hospital por temor a ser detenidas.

Según los datos de IHR, más de la mitad de las personas abatidas en los dos últimos meses murieron en regiones habitadas por minorías.

En Ginebra, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, denunció el “endurecimiento” de la respuesta de las fuerzas de seguridad iraníes, subrayando “la situación crítica en el país”.

En medio de ese duro panorama, Estados Unidos confirmó la sanción contra tres oficiales de seguridad de Irán por la continua represión del régimen contra los manifestantes, incluidos los de las áreas kurdas.

Las sanciones afectan a dos oficiales de Sanandaj, capital de la provincia del Kurdistán: su gobernador, Hassan Asgari, y Alireza Moradi, comandante de las fuerzas de seguridad (LEF, por sus siglas en inglés).

El Departamento del Tesoro recordó que, cuando una joven manifestante de 16 años murió supuestamente en manos de las fuerzas del orden en Sanandaj, Asgari y otros oficiales aseguraron que falleció de sobredosis y probablemente por suicidio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también