jueves, 08 diciembre 2022
miércoles 05 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Efectos del cambio climático: huracanes más potentes e intensos

El cambio climático está provocando que los huracanes y las tormentas sean más intensas y destructivas. El reciente paso del huracán Ian es un claro ejemplo.

Comprometidos con la verdad

Sabemos que te apasiona estar bien informado y que quieres seguir conectado con el periodismo independiente, de calidad y las buenas historias. Por eso, te invitamos a considerar adquirir una suscripción digital.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$12.900
por 2 MESES
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $26.800 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Suscríbete por $12.900 por 2 MESES Precio regular: $26.800 Pago con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Nuestra mejor noticia

En Vanguardia queremos que te mantengas bien informado. Te invitamos a considerar ser suscriptor digital y seguir conectado con el periodismo independiente y de calidad, investigaciones, buenas historias y todos nuestros contenidos.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$12.900
por 2 MESES
OFERTA ESPECIAL
Precio regular: $26.800 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ESPECIAL
Suscríbete por $12.900 por 2 MESES Precio regular: $26.800 Pago con renovación automática. Se renueva desde el tercer mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Ya tengo mi suscripción:

o ingresa

Ingresar

Olvidé mi contraseña

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

Lluvias no vistas en 1.000 años y marejadas récord, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA): así fue el paso del devastador huracán Ian, hace exactamente una semana, por la costa del Golfo de Florida, en Estados Unidos.

Además: Biodiversidad: el ‘tesoro’ de especies que solo tiene Colombia

Ian, de categoría 4, barrió con todo al tocar tierra: casas, negocios, vehículos, yates, mobiliario urbano y árboles; calles y carreteras inundadas y miles de personas damnificadas y sin energía. Además, se reportaron alrededor de 100 muertos en Florida y Carolina del Norte como consecuencia de este fenómeno meteorológico.

Los científicos están convencidos de que el cambio climático está aumentando la intensidad y la cantidad de lluvia que puede producir un huracán: un estudio del Lawrence Berkeley National Lab atribuye el 10% de la lluvia que dejó Ian en Florida al incremento de las temperaturas.

Las Bahamas, Cuba, México y EE.UU. son los que presentan mayor riesgo de huracanes y tormentas tropicales en el Atlántico.

Es más, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) reconoció que el calentamiento global llevará a un incremento en la proporción de huracanes más potentes: los de categoría 3 (con vientos sostenidos por encima de 154 kilómetros por hora), 4 (con vientos superiores a 209 kilómetros por hora) y 5, de más de 252 kilómetros por hora.

Le interesa: El planeta, en ‘saldo en rojo’: se agotaron los recursos naturales de 2022

Para Benjamín Quesada, climatólogo y profesor del programa de Ciencias del Sistema Tierra de la Universidad del Rosario, el cambio climático, al ocasionar agua más caliente, más lluvias y más subida del nivel del mar va a aumentar la intensidad y frecuencia de los huracanes más fuertes, refiriéndose a los de categoría 4 y 5.

$!Efectos del cambio climático: huracanes más potentes e intensos
Consecuencias de un clima más cálido

Por su parte, José Daniel Pabón, profesor del Departamento de Geografía de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia, apunta a que es probable que en un clima global más cálido la intensidad asociada a los huracanes sea mayor.

El experto en clima y meteorología señala que la magnitud de los impactos de estos fenómenos extremos depende no solo de la intensidad de estos, “sino de como están constituidos o preparados los sistemas o elementos expuestos para anticiparse, afrontar, resistir y recuperarse”.

Vea esto: La ‘factura’ de 10 catástrofes en un año: el impacto que genera al planeta

Pabón aclara, además, que los que son más intensos o tienen mayor cubrimiento son los fenómenos asociados a los huracanes, como el alto oleaje o las marejadas. Es decir, los fenómenos meteomarinos que acompañan a una tormenta o huracán.

“En este caso, los impactos también dependen de cómo estén constituidos los sistemas expuestos. Con lo anterior quiero aclarar que no es lo mismo la intensidad del fenómeno que la magnitud de los impactos”, recalca el especialista consultado por Vanguardia.

Temporada ciclónica activa

La temporada ciclónica del Atlántico, que inició el 1 de junio y termina el próximo 30 de noviembre, ya se han formado las tormentas tropicales Alex, Bonnie y Colin así como los huracanes Danielle, Earl y Fiona y el último Ian, que golpeó con fuerza el estado de la Florida en EE.UU. y la isla de Cuba.

Tenga en cuenta: Crisis climática: ¿Un punto de no retorno?

En ese sentido, el climatólogo Quesada asegura que los meteorólogos de la NOAA de EE.UU. han pronosticado otra temporada de huracanes en el Atlántico por encima del promedio con la posible formación de 14 a 21 tormentas con nombre de las cuales seis a 10 podrían convertirse en huracanes y de estos entre tres a seis serían de categoría 3, 4 o 5 (vientos de 180 km/h o más).

Y advierte: “estamos en octubre, así que pasamos el pico de máxima probabilidad y ocurrencia de huracanes alrededor de primeros días de septiembre, pero todavía pueden ocurrir varios así que toca estar preparado unos dos meses todavía”.

¿Y Colombia?

Según el experto Benjamín Quesada, los huracanes en el océano Atlántico Tropical suelen formarse en la parte este (cerca de las islas de Cabo verde en África) y con los llamados vientos alisios se desplazan hacia el oeste.

En tanto, en la parte norte del océano Atlántico tropical, hay una circulación atmosférica anticiclónica rotativa que lleva progresivamente las tormentas tropicales y los huracanes hacia el noroeste, es decir hacia Cuba y Bahamas que son las primeras islas expuestas al camino de los huracanes así como México y Estados Unidos.

“Por ende, los países más afectados por huracanes tropicales en el Atlántico son los que están sobre su camino promedio”, afirma.

Colombia y otros territorios geográficamente más al suroeste tienen menos probabilidad de padecer de estos sistemas atmosféricos, subraya el climatólogo.

Sin embargo, Quesada alerta que ya estamos viendo, por ejemplo, que el número de tormentas tropicales y huracanes cerca de Providencia están en aumento en las últimas décadas, como ocurrió hace dos años con el destructivo Iota.

Cabe recordar que hace dos años el huracán Iota azotó las islas de San Andrés y Providencia, en lo que fue una de las peores tragedias ambientales de la historia de Colombia y de la que aún no se ha recuperado.

Iota pasó a 35 kilómetros de la isla de Providencia cuando era un huracán categoría cuatro, y estuvo a 65 kilómetros, cuando alcanzó su máximo nivel, según reportó en ese momento el Centro Nacional de Huracanes en la Florida (EE.UU.).

Quesada sostiene que el Ideam y el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SNGRD) han venido trabajando para poder mejorar las alertas tempranas y la activación de protocolos de prevención de desastres y de atención inmediata, sobre todo desde el fenómeno La Niña entre 2010 y 2011 que ha dejado numerosas inundaciones, damnificados y desaparición de pueblos.

Si bien los gobiernos han invertido billones de pesos en planificación territorial, reducción y manejo de desastres, reconoce que la marcha es lenta y falta mucho viendo el desastre que azotó Providencia en 2020.

“Es fundamental trabajar con países del Caribe que viven a diario con esta problemática para importar las buenas prácticas de manera urgente, en particular apuntando hacia la rápida activación de evacuación, traslados a albergues y refugios cuando sea necesario para minimizar las pérdidas humanas”, puntualiza el climatólogo y profesor del programa de Ciencias del Sistema Tierra de la Universidad del Rosario.

$!Efectos del cambio climático: huracanes más potentes e intensos
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Ángela Castro Ariza

Periodista de Vanguardia desde 1996. Egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Editora de la sección de Tendencias y Vanguardia Kids. Editora nocturna.

@acastro72

acastro@vanguardia.com

Lea también