martes, 27 septiembre 2022
lunes 28 de febrero de 2022 - 12:00 AM

Putin esgrime su fuerza nuclear y acepta negociar con Ucrania

Kiev y Moscú acuerdan reunirse tras varios días desde la invasión rusa y los rechazos de Zelenski a un encuentro en territorio bielorruso. Ucrania dijo que es una “pequeña” oportunidad.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, esgrimió hoy su poderío nuclear ante el chaparrón de sanciones occidentales y las “declaraciones agresivas” de los líderes de la Otan, mientras aceptaba entablar negociaciones con Ucrania, en el cuarto día de la “operación militar especial” que lanzó en ese país.

“Los más altos cargos de los principales países de la Otan se permiten declaraciones agresivas en contra de nuestro país, por eso ordeno al ministro de Defensa y al jefe del Estado mayor poner las fuerzas de disuasión del Ejército ruso en régimen especial de servicio”, dijo Putin.

Además: Video: Estos son los puntos clave que explican la guerra entre Ucrania y Rusia

El mandatario impartió esta directiva con el ceño adusto en una reunión con el titular de Defensa, Serguéi Shoigú, y el jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, Valeri Guerásimov, según la imágenes transmitidas por la televisión estatal.

Las fuerzas de disuasión de Rusia la componen las estratégicas nucleares, incluidos los misiles intercontinentales, así como fuerzas no nucleares, y la defensa antimisiles, el sistema de alerta temprana y la defensa antiaérea.

Putin no precisó en qué consiste el “régimen especial de servicio”, pero fue interpretado inmediatamente por Occidente como una puesta en estado de alerta del potencial nuclear del país.

Otan denuncia una “peligrosa retórica”

“Comportamiento irresponsable”, “peligrosa retórica”, con esas palabras calificó el secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, el anuncio del jefe del Kremlin.

El representante de la Alianza agregó que a ello se suma lo que “los rusos están haciendo sobre el terreno en Ucrania, lanzando una guerra contra una nación soberana independiente. Esto añade gravedad a la situación”.

Vea esto: El escenario de la guerra en Ucrania: Crisis humanitaria y más sanciones contra Rusia

Desde Washington acusaron al presidente ruso de continuar con su táctica de “fabricar amenazas” para “justificar agresiones”.

En las imágenes emitidas de la reunión con Shoigú y Guerásimov, Putin habló de las “ilegítimas sanciones occidentales”, pero no hizo ninguna referencia a su “operación militar especial”, como denomina a la invasión.

Mientras, el Ministerio de Defensa reconoció por primera vez en cuatro días de guerra la existencia de bajas en las filas del Ejército. Según Kiev, las bajas mortales de los rusos en cuatro días de guerra ascienden a entre 2.800 y 3.000 mientras que la propias suman 198, todas cifras imposibles de contrastar.

$!Putin esgrime su fuerza nuclear y acepta negociar con Ucrania
La batalla por la capital, Kiev

Como todas las noches, los saboteadores rusos penetraron en la ciudad, pero fueron liquidados. Las alarmas antiaéreas sonaron esporádicamente en esta urbe de tres millones de habitantes, pero hubo numerosas explosiones durante la mañana.

Se recomienda: Putin desafía a Occidente al dar soberanía a separatistas en Ucrania

Una gran columna de blindados rusos avanza a marchas forzadas hacia la capital. Por si acaso, las tres regiones más occidentales del país enviaron refuerzos para defender el corazón del país.

A lo largo de la jornada las tropas rusas llegaron a Irpén, ciudad de la región de Kiev que limita con la capital. Según las autoridades, las unidades enemigas han sido prácticamente expulsadas de esa localidad.

También hubo fuertes combates en la vecina localidad de Bucha, al oeste de Kiev. Dos helicópteros rusos fueron abatidos por las baterías antiaéreas.

Lufthansa, la aerolínea más importante de Europa, canceló sus vuelos a Rusia, lo mismo que España.

Zelenski llamó ayer a los ciudadanos de países extranjeros amigos a sumarse a la lucha contra la agresión rusa.

Los voluntarios se integrarían en una Legión Internacional de Defensa Territorial.

Rusia y Ucrania acordaron celebrar negociaciones en puesto de control de Aleksandrovka-Vilcha, en la frontera ucraniano-bielorrusa, junto a la “zona de exclusión” creada en torno a la central nuclear de Chernóbil tras el accidente de 1986.

El presidente Zelenski explicó que aceptó negociar “para que más tarde ni un solo ciudadano de Ucrania tenga la menor duda” que él no trató de detener la guerra, “cuando había una pequeña, pero aún así una oportunidad”.

$!Putin esgrime su fuerza nuclear y acepta negociar con Ucrania
Demanda contra Rusia ante la Corte Internacional

En Kiev han muerto ya nueve civiles y 18 defensores, a lo que hay que sumar cuatro personas sin identificar. En total, en cuatro días de invasión han muerto unas 200 personas, entre ellas 16 niños. “Esto es el resultado de las acciones de las Fuerzas Armadas rusas, que no puede ser considerado un ejército, ya que un ejército no dispara contra médicos, niños, escuelas o guarderías. Eso lo hacen los terroristas”, aseguró Víctor Liashkó, ministro de Sanidad.

Le interesa: Ucrania: La ‘línea roja’ entre Rusia y Occidente

Ucrania presentó una demanda contra Rusia ante la Corte Internacional de Justicia, el alto tribunal de la ONU con sede en La Haya, por la intervención armada. “Rusia debe responder por manipular la noción de genocidio para justificar la agresión. Demandamos una decisión urgente ordenando a Rusia que cese su actividad militar ahora y esperamos que los juicios empiecen la próxima semana”, dijo Zelenski en Twitter.

De otro lado, medio centenar de personas, entre ucranianos y colombianos, hicieron el pasado sábado un plantón frente a la Embajada de Rusia en Bogotá contra la invasión de su país y contra “la guerra” que comenzó en la madrugada del jueves y ha dejado centenares de muertos.

Los manifestantes se ubicaron frente a la entrada de la sede diplomática rusa, en una zona residencial del norte de Bogotá, con una bandera grande de Ucrania que era sostenida por varias personas.

También aquí: Jaque a Ucrania

Igualmente centenares de personas, 300 según la Delegación del Gobierno en Madrid, se han concentrado ayer frente a la Embajada de Rusia para pedir el cese del conflicto armado entre ese país y Ucrania, en una manifestación convocada por la ONG Movimiento por la Paz, que ha transcurrido sin incidentes.

Durante la protesta, a la que han asistido, entre otros, la exalcaldesa de la capital Manuela Carmena, la exvicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario general del PSOE en Madrid, Juan Lobato, se han escuchado cánticos de “Putin, fuera”, “No a la guerra” y “No a la invasión”.

$!Putin esgrime su fuerza nuclear y acepta negociar con Ucrania
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también