sábado, 04 julio 2020
viernes 14 de febrero de 2020 - 12:00 AM

¿Quién es “Pete” Buttigieg?

Este precandidato atípico toma la delantera en las primarias del partido Demócrata. ¿Puede ganar? Es la pregunta que todos se hacen en EE.UU.
Escuchar este artículo

Sin lugar a dudas, el centrista “Pete” Buttigieg se ha convertido en la gran revelación de las primarias demócratas.

A sus 38 años de edad, el hasta hace poco desconocido joven exalcalde de su natal South Bend, una pequeña y modesta ciudad universitaria del estado de Indiana, representa el relevo generacional dentro del partido Demócrata.

Sus posturas son claras: defiende la sanidad pública, está a favor del aborto, de una reforma migratoria y del papel de Estados Unidos en el mundo; pero en contra de la pena de muerte y del cambio climático.

Su victoria en los “caucus” de Iowa y el segundo lugar en las primarias de New Hampshire, detrás de Bernie Sanders por apenas 4.000 papeletas, han solidificado su estatus de favorito en la carrera por la nominación demócrata para disputarle la Presidencia a Donald Trump.

Peter Paul Montgomery Buttigieg, hijo de un inmigrante maltés, abiertamente homosexual y casado desde 2018 con un profesor de escuela, le ha imprimido cierta ‘aura’ de elegibilidad de cara al “supermartes”, del próximo 3 de marzo, cuando se decidirán 14 estados, entre ellos los más grandes del país, California y Texas.

Su amplio currículum no pasa desapercibido. Se gradó con honores de la universidad de Harvard en Historia y Literatura y en Oxford (Reino Unido) estudió Filosofía, Política y Economía. Es veterano de guerra que sirvió durante siete meses en Afganistán en el 2014. Habla siete idiomas, incluido el español y el árabe. Fue elegido alcalde en 2012 con apenas 29 años de edad.

Pero realmente, ¿Qué es lo que hace tan especial a “Pete” Buttigieg?

Mauricio Reyes, profesor de la Facultad Derecho de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional, lo atribuye a que él es una mezcla muy interesante para la política de Estados Unidos.

“Pete”, como lo llaman sus seguidores, debido a su casi impronunciable apellido, tiene un perfil que cubre un amplio sector del electorado, de forma simultánea, considera.

Si bien reconoce que tendría en contra al sector religioso más radical que rechaza los homosexuales. Sin embargo, aclara que es algo que no tiene tanto peso a nivel político en Estados Unidos.

En cuanto al ascenso en las primarias de Bernie Sanders, un político de izquierda dentro del partido que le hace contrapeso a Buttigieg, Reyes lo percibe como “un tema pasajero” y más bien, perfila al joven exalcalde como el próximo candidato demócrata así como van las cosas.

Agente de cambio

Saúl Vázquez, internacionalista e investigador mexicano, describe a “Pete” como una cara fresca, a pesar de ser un moderado no tiene un desgaste de su figura como el resto de precandidatos.

“Ofrece novedad ante un electorado que más que escoger entre izquierda y derecha, busca alternativas al sistema establishment”, resalta el licenciado en Relaciones Internacionales.

Lo mismo piensa Lawrence J. Gumbiner, exdiplomático norteamericano y profesor adjunto de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana, para quien Buttigieg representa una corriente fuerte entre los votantes este año para escoger a alguien nuevo y no parte de la clase política tradicional.

“Están frustrados con los políticos de siempre, y están buscando una cara nueva”, menciona Gumbiner, quien reitera que Buttigieg está aprovechando esa tendencia.

En efecto, Fabián Gamba, docente de Relaciones Internacionales de la Universidad de La Salle, lo define como un político de renovación que en EE.UU. suele poner el Partido Demócrata, como pasó en su momento con Barack Obama.

Además señala que se presenta como una cara visible para la esperanza de grupos latinos y grupos minoritarios, que quieren sentirse identificados en esta contienda electoral.

Gamba valora el hecho de que “Pete” represente líneas de moderación en términos ideológicos, comparado con discursos más radicales que quieran enfrentar a Trump.

Voto negro y latino

Entre tanto, el exdiplomático Gumbiner llama la atención en que hasta este momento Buttigieg ha disfrutado el apoyo de gente mayor, educada y mayormente blanca.

“Los primeros dos estados para empezar el proceso de selección, Iowa y New Hampshire, son estados rurales y con poca diversidad. Hasta ahora, las encuestas entre gente de color no ha mostrado mucho apoyo para él”, aclara al respecto.

En ese orden de ideas, agrega que hay que tener en cuenta que los próximos estados por decidir -Nevada y Carolina de Sur- tienen importantes poblaciones de afroamericanas y latinas.

Entonces, el reto para Buttigieg será demostrar que puede atraer a esos electorados: “sin el apoyo de esos grupos va a ser difícil llegar a ser nominado, y cualquier demócrata va a necesitar un fuerte apoyo de esos grupos para ganar a Donald Trump”, sostiene este profesor universitario.

De hecho, es uno de sus puntos débiles, observa internacionalista Vázquez, al recalcar que prácticamente es nulo el apoyo entre los afroamericanos que incluso le recriminan a Buttigieg el asesinato de uno de ellos en su ciudad mientras fue alcalde a manos de la Policía.

Esto se refleja en las encuestas a nivel nacional, donde “Pete” aparece en cuarta posición por detrás de Joe Biden, Bernie Sanders y Elizabeth Warren, lastrado en buena medida por su baja valoración entre el electorado de raza negra.

Lea además: Bernie Sanders: el “outsider” demócrata

Igualmente Vázquez cita su juventud como un factor que genera reservas en algunos sectores, a lo que se le suman las dudas en torno a que es abiertamente homosexual, lo que le restará cierto apoyo del electorado tradicional.

“Ojo que además de ser gay es Cristiano Episcopal, es decir, él presume pertenecer a grupos sociales diversos y poder ser atractivo para ambos”, destaca en ese sentido.

Gumbiner también advierte otra cuestión a considerar: Si el centro del partido Demócrata puede ponerse de acuerdo con un candidato, tendrá más posibilidad de ganar. “El comodín” en todo esto es Michael Bloomberg, dice. “Él está subiendo en las encuestas a raíz de mucha propaganda (pagado con su dinero) más la incapacidad de ningún candidato de unir el partido. Si los votos siguen divididos entre varios candidatos, él puede surgir como un candidato de unidad”, según explica.

La gran pregunta, es si “Pete” Buttigieg podrá mantener esa racha vencedora, y dar un salto cualitativo en esta carrera demócrata.

Gamba estima que falta mucho trecho por recorrer en la contienda electoral, y falta por lo menos el primero de los estados grandes para ver cuánto respaldo tiene, que es realmente donde se decide a ciencia quién se convertirá en el rival de Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

$!¿Quién es “Pete” Buttigieg?
$!¿Quién es “Pete” Buttigieg?
$!¿Quién es “Pete” Buttigieg?
$!¿Quién es “Pete” Buttigieg?
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.