sábado, 06 agosto 2022
lunes 04 de julio de 2022 - 12:00 AM

Rusia da por tomada ciudad de Lisichansk

Kiev anunció ayer la retirada de sus fuerzas de Lisichansk, último bastión ucraniano en la región oriental de Lugansk, poco después de que Rusia anunciara la toma de la urbe.

Rusia dio ayer por tomada la ciudad de Lisichansk y con ella toda la región oriental de Lugansk, aunque Kiev asegura que su último bastión en esta provincia no ha caído “totalmente” y que en todo caso la lucha por el Donbás no ha acabado.

Tras 130 días de guerra, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, informó ayer al presidente ruso, Vladímir Putin, “de la liberación de la República Popular de Lugansk”, reconocida como independiente por el Kremlin tres días antes de lanzar su guerra contra Ucrania, el pasado 24 de febrero, informó ese departamento.

Shoigú hizo este anuncio después de asegurar que había caído Lisichansk tras entrar las tropas rusas en la ciudad y haber cerrado el cerco en torno a la urbe.

El ministro ruso de Defensa afirmó que las tropas han establecido en la última jornada el control sobre 182 kilómetros cuadrados.

Shoigú dijo a Putin que, “como resultado de operaciones militares exitosas, las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, junto con unidades de la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk, han establecido el control total sobre la ciudad de Lisichansk y un número de localidades cercanas (...)”.

Lisichansk es la ciudad gemela de Severodonetsk, de la que las fuerzas ucranianas se retiraron hace una semana y que las tropas rusas tardaron más de un mes en capturar.

Le puede interesar: Donald Trump quiere volver a la presidencia de EE.UU.

El jefe de la autoproclamada república popular de Lugansk, Leonid Paséchnik, escribió en Telegram que este día quedará marcado en rojo en el calendario “de nuestra patria” tras haber “luchado por esto durante ocho años” (desde que estalló el conflicto entre el Ejército ucraniano y las fuerzas separatistas en el Donbás).

Ucrania niega la caída de Lisichansk

El portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano, Yuri Sak, rechazó que Rusia haya logrado el “control total” de Lisichansk, aunque dejó entrever que los soldados podrían haberse replegado de la localidad a otras posiciones.

“Para los ucranianos, el valor de la vida humana es una máxima prioridad, por lo que a veces podemos replegarnos de ciertas áreas para poder retomarlas en un futuro”, indicó el vocero oficial.

Zelenski pide no arrastrar a Bielorrusa
El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, advirtió ayer al jefe de Estado bielorruso, Alexander Lukashenko, que no arrastre a su pueblo a la guerra de Rusia contra su país.
“No debe arrastrar a Bielorrusia a la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania y a la violación de todos los tratados internacionales, del derecho internacional en su conjunto”, indicó en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro australiano, Anthony Albanese, citado por la agencia Ukrinform.
Calificó de “peligrosa” la señal que desprenden las declaraciones de Lukashenko sobre un ejército unido de Bielorrusia y Rusia y sobre la decisión tomada ya “hace tiempo” de participar en lo que Moscú califica de “operación especial”.
“Creo que veremos el resultado de estas señales”, agregó, y declaró que en general le parece peligroso para el pueblo vecino bielorruso lo que está haciendo Lukashenko.
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también