jueves, 29 septiembre 2022
sábado 13 de agosto de 2022 - 11:00 AM

Rusia redobla ataques aéreos en Ucrania y planea hacer referendos

El ejército ruso aumentó los ataques aéreos en el este de Ucrania y dice haber logrado el control de la localidad de Pesky, mientras Estados Unidos acusa a esa nación de planear referéndums falsos para anexar territorio.

El Ejército ruso reveló que incrementó el número de ataques aéreos contra las posiciones ucranianas en un intento de romper el estancamiento de su ofensiva en el Donbás, en el este de Ucrania.

Uno de los principales progresos de las tropas rusas se produjo en los combates por el control de la localidad de Soledar, a unos 10 kilómetros al noreste de Bajmut, uno de los principales baluartes de las fuerzas ucranianas en la región oriental de Donetsk, según Moscú.

“A consecuencia de acciones ofensivas de las tropas aliadas (rusas y prorrusas) en la región de Soledar las pérdidas de la 14ª brigada mecanizada de las Fuerzas Armadas de Ucrania ascienden a más de 2.000 efectivos“, dijo este viernes el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov.

La captura de Soledar es clave para hacerse con el control de Bajmut, un estratégico nudo de comunicaciones, que permitiría a las tropas rusas concentrar sus esfuerzos en el avance hacia Sloviansk y Kramatorsk, las grandes plazas fuertes ucranianas, sobre todo la última, en la región de Donetsk.

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, admitió el jueves que Rusia en los últimos días ha duplicado los ataques aéreos. Informó también que la aviación de asalto rusa bombardeó los alrededores de Bajmut y Soledar, así como varias localidades aledañas.

En ese sector las tropas rusas no lograron ningún avance sobre el terreno, según el mando ucraniano. También fueron atacadas desde el aire y con fuego de artillería las inmediaciones de Sloviansk y Kramatorsk.

Más al sur, la aviación rusa bombardeó las posiciones ucranianas junto a Marinka y Vodiane, en las afueras de la ciudad de Donetsk, capital regional, controlada por los prorrusos desde 2014.

Según el parte ucraniano, las tropas rusas intentaron avanzar en el sector comprendido entre las localidades de Veterinarne y Udy, en el norte de la también región oriental de Járkov, prácticamente en la frontera con Rusia, pero “no tuvieron éxito, sufrieron bajas y se retiraron”.

El sur del país no presenta cambios importantes, hace poco más de un mes Volodímir Zelenski, el presidente ucraniano, ordenó a las Fuerzas Armadas liberar las zonas ocupadas en esta zona.

Sin embargo, Rusia afirma haber tomado el control de la localidad de Pesky en la región oriental de Ucrania ubicada en Donetsk, así lo informó este sábado el Ministerio de Defensa ruso.

“A consecuencia de acciones ofensivas de las tropas aliadas fue completamente liberado el poblado de Pesky en la república popular de Donetsk”, dijo el portavoz castrense, Ígor Konashénkov.

En la región de Donetsk también fue destruida una lanzadera de misiles Himars, según la fuente. “Cerca de la localidad de Kramatorsk, en la república popular de Donetsk, fue eliminada una lanzadera para cohetes Himars y un almacén de su munición”, dijo.

El Ministerio de Defensa de Ucrania aún no ha comentado la posible caída de Pesky, el parte castrense ucraniano de esta mañana señalaba que los combates en la zona continúan.

Y Rusia acusó en las últimas semanas a las fuerzas de Kiev de lanzar ataques desde Pesky contra la ciudad de Donetsk, controlada por milicias prorrusas.

EE.UU. cree que Rusia hará falsos referéndums

De otro lado, Estados Unidos acusó a Rusia de preparar referéndums con resultados manipulados para anexionarse territorios del este de Ucrania dentro de “las próximas semanas” y anunció nuevas sanciones si Moscú sigue con sus planes.

Así lo aseguró un alto cargo del Gobierno de Joe Biden en una videollamada con periodistas en la que afirmó que “cualquier intento de anexión (por parte de Rusia) es ilegal, ilegítimo y francamente ridículo“.

La administración impuesta por Moscú en la región ucraniana de Zaporiyia, controlada en su mayor parte por el Ejército ruso, anunció el pasado lunes el inicio de los preparativos para la organización de un referéndum para la adhesión a Rusia.

“Los funcionarios rusos saben que lo que están haciendo carece de legitimidad y no reflejará la voluntad del pueblo“, explicó el funcionario, quien aseguró que Rusia “manipulará los resultados“.

“Cualquier reivindicación por parte del Kremlin de que el pueblo ucraniano quiere de alguna forma unirse a Rusia es simplemente falsa”, remarcó.

El funcionario afirmó que Estados Unidos ya ha impuesto sanciones económicas a algunos de los “títeres” que el Kremlin ha colocado en estas regiones y advirtió de que responderá “rápida y severamente con sanciones adicionales si Rusia continúa con sus planes”.

También prometió que Washington seguirá enviando ayuda militar a Ucrania para defenderse de la invasión rusa iniciada el pasado 24 de febrero e investigará todas las violaciones de derechos humanos que han ocurrido durante la guerra.

El Kremlin se ha desmarcado de las posibles consultas y ha dicho que se trata de iniciativas populares que surgen en territorios controlados por tropas rusas.

El Ejército ruso reveló que incrementó el número de ataques aéreos contra las posiciones ucranianas en un intento de romper el estancamiento de su ofensiva en el Donbás.

Según la inteligencia estadounidense, Rusia planea convocar “falsos referéndums“ de anexión en varias provincias del este ucraniano y Moscú ya ha dado instrucciones a funcionarios locales para que inicien los preparativos.

El alto cargo de la Administración de Biden aseguró que el Gobierno ruso está “preocupado” por la posible baja participación en estas consultas a raíz del “daño que Rusia ha causado a Ucrania y la oposición generalizada a la ocupación rusa”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también