domingo, 24 enero 2021
miércoles 13 de enero de 2021 - 12:00 AM

Trump rechaza la violencia, pero defiende arengas a sus seguidores

Para tratar de evitar enfrentamientos violentos, las autoridades han ordenado un enorme despliegue policial en la capital estadounidense antes y durante la ceremonia de investidura del presidente electo Joe Biden.
Escuchar este artículo

El presidente saliente de EE.UU., el republicano Donald Trump, defendió ayer como “totalmente apropiada” su arenga para que sus seguidores marchasen hacia el Capitolio, que desembocó en un asalto al Congreso, a la vez que rechazó la violencia en medio de un ambiente de tensión política no visto en EE.UU. en décadas.

“Si lees el discurso (...) la gente pensó que lo que dije fue totalmente apropiado”, afirmó el mandatario a los periodistas en la Casa Blanca poco antes de salir de viaje hacia Texas, para visitar las labores de construcción del muro fronterizo. “No queremos violencia”, agregó.

Además: Trump enfrentaría juicio político con Biden en el poder

Se trata de las primeras declaraciones públicas de Trump tras la caótica jornada del miércoles pasado, que dejó cinco muertos, en la que una turba de sus seguidores asaltó el Capitolio.

En medio de la convulsión política y a apenas a ocho días de que deje la Casa Blanca, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, anunció que abrirá un nuevo proceso de enjuiciamiento político bajo la acusación de “incitar una insurrección” por el asalto al Capitolio de la semana pasada.

$!Trump rechaza la violencia, pero defiende arengas a sus seguidores

Frente común Trump-Pence

En un hecho sin precedentes en la historia reciente, la Cámara votaría ayer en la tarde para instar al vicepresidente, Mike Pence, a destituir a Trump, bajo la Enmienda 25 de la Constitución, algo poco probable que ocurra dado su rechazo, por lo que se pasará a la votación del enjuiciamiento hoy.

Justamente Trump y Pence se reunieron este lunes en la Oficina Oval, mostrando, por el momento, un frente común de cara a los demócratas, que reclaman la salida inmediata del presidente estadounidense.

Lea también: Enmienda 25, la posible salida de Trump de la Casa Blanca

Los dos tuvieron su primer cara a cara por primera vez desde su desencuentro y el cruento asalto al Capitolio la semana pasada, “tuvieron una buena conversación”, dijo un alto funcionario.

El proceso iniciado este lunes en la Cámara Baja promete obligar al Senado a someter a Trump a un juicio político que se desarrollará cuando el presidente electo, Joe Biden, ya esté en el poder, y que por tanto no tendrá como principal objetivo la destitución del mandatario sino su posible inhabilidad para ejercer futuros cargos políticos.

$!Trump rechaza la violencia, pero defiende arengas a sus seguidores

Un juicio es “ridículo”

Trump calificó la apertura del segundo juicio político en su contra como algo “absolutamente ridículo” y “una continuación de la mayor caza de brujas de la historia de la política”.

Asimismo, advirtió que esta iniciativa de los demócratas está generando “un tremendo enfado”.

También afirmó que hay “cero riesgo” de que le destituya su gabinete bajo el proceso establecido en la Enmienda 25 de la Constitución y denunció el “asalto a la libertad de expresión” que se ha cernido sobre él y sus seguidores tras la toma al Capitolio.

Tenga en cuenta: Estados Unidos, bajo el asedio de la extrema derecha

En el violento asalto al Congreso, en el que fallecieron cinco personas, entre ellas un policía, se vio abundante simbología de extrema derecha y del supremacismo blanco, y los congresistas tuvieron que ser evacuados de emergencia hacia un lugar seguro en los sótanos del Legislativo estadounidense.

Este fin de semana las autoridades de EE.UU. comenzaron las detenciones debido al asalto bajo cargos federales de los participantes, entre los que se encuentran exmiembros de las fuerzas armadas, representantes de la teoría conspirativa QAnon y un legislador estatal.

Informe del FBI había alertado
Un informe interno del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) alertó un día antes del asalto al Capitolio de que un grupo de extremistas se preparaba para lanzar una “guerra” en Washington y cometer violencia contra el Congreso, reveló ayer el diario The Washington Post.
La información contradice las declaraciones del jefe de la oficina en Washington del FBI, Steven D’Antuono, que dijo el pasado viernes a los periodistas que la agencia no tenía “ninguna indicación” de que hubiera nada planeado para el pasado 6 de enero, más allá de las protestas de los seguidores del presidente Donald Trump.
Dato
Foros conservadores en Internet han comenzado a animar a los simpatizantes de Trump a concentrarse con armas en todo el país y de nuevo en el Capitolio, para oponerse a la investidura la semana próxima de Biden.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.