domingo, 29 noviembre 2020
miércoles 21 de octubre de 2020 - 12:16 PM

Twitter cambia las reglas del “retuit” hasta las elecciones en EE.UU.

Las redes sociales han nuclearizado la propaganda política estadounidense y ponen en serio riesgo el futuro de la democracia de este país si los resultados del 3 de noviembre son disputados, advierten expertos.
Escuchar este artículo

La red social Twitter solicita desde hoy compartir tuits con un comentario en Estados Unidos hasta, al menos, el 3 de noviembre, día de las elecciones, como medida que obligue a reflexionar sobre lo que se está compartiendo o añadir una perspectiva personal sobre el asunto.

Todos los usuarios de Estados Unidos son redirigidos al paso de “retuitear con comentario” directamente una vez se pulsa el botón de “Retuit”, aunque si dejan ese espacio en blanco podrán retuitear sin comentario, como sucede por defecto en el resto del mundo.

Lea además: Nos observan

Al forzar el paso de retuitear con comentario la red social espera que los usuarios reflexionen sobre el contenido que están promocionando y se contenga la extensión de desinformación, información no contrastada u opiniones irrespetuosas.

Twitter tampoco permitirá recomendaciones de contenido “me gusta” o “seguido por” proveniente de usuarios a los que no se sigue y se limitará la lista de tendencias de la red social a temas que incluyan contexto.

Estos cambios fueron anunciados a comienzos de este mes y se suman a medidas para contener grupos que divulgan teorías conspirativas como QAnon, que cree que el presidente Donald Trump es víctima de un grupo de miembros de la élite que abusa de niños y bebe su sangre.

Además, Twitter ha añadido etiquetas para añadir contexto sobre posible contenido que promueve desinformación o que hace afirmaciones que incumplen los términos de uso de la red social, algo que ha llegado a hacer con tuits publicados por Trump.

$!Twitter cambia las reglas del “retuit” hasta las elecciones en EE.UU.

Algunos movimientos conservadores se han mostrado muy críticos con Twitter por lo que consideran un intento de coartar su libertad de expresión, mientras que Trump ha amenazado con reexaminar las leyes que eximen a redes sociales como Twitter de responsabilidad por lo que se comparte en sus plataformas.

Facebook (incluida su filial Instagram), Twitter y Youtube, las plataformas de internet más populares en Estados Unidos, llevan tiempo intentando contener la difusión de desinformación y de los discursos de odio sin cambiar los fundamentos de un modelo de negocio lucrativo y en alza; un ejercicio de equilibrismo cada vez más difícil de conseguir.

Tenga en cuenta: ‘Guerra sucia’, una forma de ganar elecciones

Twitter, la plataforma favorita del presidente estadounidense, Donald Trump, ha sido la más tajante a la hora de marcar como desinformación mensajes del propio mandatario o de su campaña, eliminar cuentas falsas destinadas a ampliar el mensaje de ciertos actores que intentan influir en los comicios y para coartar la expansión de movimientos de extrema derecha.

Facebook ha tomado una postura más templada y ha prohibido la propagación de grupos que han incitado a la violencia o anuncios y mensajes de conspiraciones que tienen la intención de exacerbar el discurso político, como QAnon. Youtube ha adoptado medidas similares y ha negado vías de monetización a predicadores del odio que medraron en su portal durante años.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.