Jueves 18 de Enero de 2018 - 12:42 PM

Polémica por defensa del Papa Francisco a obispo acusado de encubrir abusos sexuales

La organización Laicos de Osorno, que agrupa a fieles católicos que exigen la renuncia del obispo de esa diócesis del sur de Chile, Juan Barros, lamentaron el respaldo del papa a este prelado, a quien acusan de encubrir los abusos sexuales cometidos durante años por el sacerdote Fernando Karadima.

Comparta este artículo ›

"Por un lado, el papa demuestra una indolencia y una falta de tino. Pero no nos sorprende. Mantiene el status quo. Queda demostrado que la presencia de Barros en las misas no era una obstinación, sino una mera voluntad del papa", aseguró Juan Carlos Claret, vocero de esta organización, al diario La Tercera.

El papa Francisco defendió hoy al obispo Barros y aseguró que las acusaciones de que encubrió de los abusos sexuales contra menores cometidos por el sacerdote Fernando Karadima "son calumnias".

"El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, voy a hablar", declaró el pontífice a periodistas de varios medios locales a su llegada a la ciudad de Iquique, donde hoy celebra la tercera y última misa de su gira apostólica por Chile.

"No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia", enfatizó Jorge Mario Bergoglio en declaraciones a los informadores que le abordaron cuando fue a subirse al papamóvil.

Lea también: Francisco casó a dos miembros de la tripulación en el avión papal

A este respecto, el portavoz de los católicos críticos recordó que los delitos cometidos por el cura Karadima prescribieron.

"Son de hace más de quince años. Si vamos a los tribunales, no los van a investigar. Nos queda la arista canónica. Hemos venido denunciando (estos hechos) desde 2015 y el papa lo sabe", agregó.

Claret vinculó esta polémica con la moderada convocatoria de fieles a las tres misas celebradas por el pontífice durante su estancia en Chile, que ha estado por debajo de las expectativas de los organizadores.

Lea también: Garantizan seguridad por llegada del Papa a Perú

"El papa no es el más afectado con todo esto; el más afectado es Cristo, porque el tema central de la visita se desvió", aseguró.

Mario Vargas, representante también de Laicos de Osorno, declaró a radio Biobío que no le sorprende el "apoyo incondicional" del sumo pontífice de la Iglesia católica a Barros, al recordar que ya en 2015 Jorge Mario Bergoglio dijo que estas acusaciones eran obras de "zurdos y tontos", una "macana" inventada para desacreditar al obispo.

Tras confesar que a Laicos de Osorno les dolió ver al prelado participando de las misas realizadas por el papa Francisco, Vargas recordó que esta organización lleva tres años protestando por la situación y agregó que se sienten abandonados por la jerarquía de la Iglesia católica.

Sobre las pruebas demandas por el papa para argumentar las acusaciones contra el titular de la diócesis de Osorno, Vargas se recordó la carta envida al Vaticano por Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, en la que describía los abusos y denunciaba que Barros estaba presente, pero no hizo nada.

Lea también: Varios ataques incendiarios en el sur de Chile ante la llegada del Papa

"Si estas no son pruebas suficientes, ya no sabemos qué pensar", concluyó.

En tanto, José Andrés Murillo, director de la Fundación para la Confianza y una de las víctimas del sacerdote pederasta Fernando Karadima, pidió el regreso del papa emérito Benedicto XVI para arreglar la situación en el seno de la Iglesia católica en relación con el problemas de los abusos sexuales contra menores.

"Francisco, date cuenta de que nuestra lucha es contra el abuso. Benedicto, te necesitamos ahora", dijo Murillo a través de su cuenta de Twitter.

Y en esta misma red social, otro de los querellantes del caso Karadima, el periodista Juan Carlos Cruz, expresó su disconformidad con el pontífice. "Seguimos igual y su perdón sigue siendo vacío", manifestó.

Lea también: Papa Francisco pidió perdón por abusos a menores por parte del clero en Chile

"Como si uno hubiese podido sacarse una selfie o foto mientras Karadima me abusaba a mi u otros con Juan Barros parado al lado viéndolo todo", dijo molesto con el comentario de Bergoglio de que hacen falta pruebas para sostener la acusación contra el obispo Barros.

"Estas personas desde arriba están locas y el papa habla de reparación a las víctimas. Seguimos igual y su perdón sigue siendo vacío", agregó Cruz.

 

Publicidad

Publicada por: EFE, CHILE
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.