Martes 30 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

Ampliar el periodo

El Senado de la República, en aras de no sé qué disposición o conveniencia política está buscando ampliar el periodo para los gobernadores y alcaldes; nada más inconveniente para las poblaciones correspondientes como este desatino. Quizás podría hacerse siempre que se prive de este gaje a los administradores ya cuestionados, o a quienes tienen montada en sus despachos una empresa próspera que se sostiene con las prebendas de sus validos o contratistas que reparten utilidades con el ordenador del gasto. Ninguna torpeza en el país puede igualar a esa de haber montado alcaldes omnímodos o gobernadores ídem, de los que han terminado en manos de la Fiscalía de la Nación, algo así como el 42%, solo se podría hacer lo del comento con un Alcalde como el que tenemos aquí, que ordenó el extrañamiento para los corruptos y no les dejó robar ni un peso.

Julio Valdivieso Torres

El vecino

Desde niño me enseñaron que al vecino se respeta, se trata con atención y debe tenerse en cuenta, se debe ser muy amable con él y con su familia, para que él nos coloque, así la misma estampilla. Si los hijos del vecino, infringen los reglamentos, dialoguemos con sus padres, para evitar contratiempos, las peleas con el vecino son un negocio barato, nos deja malos recuerdos y nos produce hasta infarto.

En la pelea con el vecino viene sufriendo el más pobre, siempre es el que pone el pecho y va pelando del cobre, me parece muy pueril, ingenuo e inadecuado dedicarse uno a pelear con el vecino del lado.

Venezuela siempre ha sido, de Colombia buena hermana, sería ingenuo propiciar, con ella guerra temprana, los muertos los pone el pobre y el rico sigue tranquilo, allá en su finca observando, desde la loma y el filo. Los hijos de los pudientes nunca les toca sufrir. ¿Han visto a ellos en guerra, empuñando algún fusil? En la lucha y el trabajo siempre veremos al pobre sirviéndole diario al rico, comiendo lo que a él le sobre.

Hugo Fernelly González G.

En Medellín

El Área Metropolitana deMedellín, mediante Resolución 1379 de 2017, le dio paso a los planes de movilidad empresarial sostenible, que busca acciones reales para motivar los desplazamientos en transporte público, vehículos eléctricos, caminatas y el carro compartido. Este plan le permite a un conductor llevar a varias personas hacia un destino común. En Medellín, varias empresas están utilizando el carro colectivo para lamovilización de sus empleados el Banco de Colombia tiene 5.528 empleados y 3.200 están utilizando el carro compartido. En Bucaramanga pretenden solucionar los problemas de movilidad y contaminación del aire con pico y placa.

Miguel Jaimes

Solo una pregunta

“La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa”, Erasmo de Rotterdam. No son pocos los enemigos de la paz. De hecho son muchos más de los que cualquiera puede imaginar. En una sociedad enferma como la nuestra deberíamos todos los colombianos estar de parte de la paz. Pero no. Hay quienes torpedean diariamente lo que queda de una paz casi moribunda e incitan al odio y a la violencia de la que estamos hastiados. Especialmente llama la atención como los medios de comunicación radiales, televisivos y escritos editorializan contra la JEP, contra los acuerdos, contra los reinsertados, en fin, contra la paz. Se solazan en destacar todos los ataques contra el proceso y no de mostrar los resultados que en tantas regiones del país se han alcanzado. Destacan los ataques de la Fiscalía contra la JEP y su jurisdicción, investigan minuciosamente a sus integrantes y no falta el columnista que dice que la JEP es del bolsillo de las Farc. Así las cosas, la paloma de la paz, caricaturizada como un ave sin plumas y cansada, con su hoja de olivo marchita y pisoteada será el símbolo de la paz que no fue. La pregunta que no puedo responderme es: ¿Por qué?

Damaso Londoño

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.