Lunes 29 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

HAGASE OIR

Solución a la crisis

Comparta este artículo ›

en Venezuela

Que EEUU respete la autonomía de los pueblos a tener su propia ideología política; eliminar los bloques y sanciones político-sociales y económicas que pesan sobre “el pueblo”. Las sanciones no dañan los gobiernos, dañan a los pueblos. Si eliminan las sanciones y bloqueos volveremos a nuestra patria y dejaríamos de ser un problema para patrias vecinas.

El problema no es interno de Venezuela, es de afuera; igual que Siria es una obsesión Yanqui de querer poner un gobernante que le sea fiel a sus intereses. Otra razón es que la plana de aspirantes a ocupar la silla de las pasadas generaciones corruptas no quieren aceptar que una persona sin carrera política está en el mando de Dios.

No dañen más al pueblo Venezolano, retiren las sanciones y volveremos a nuestra patria, déjenos vivir en paz, no podemos ser cómplices de este crimen de lesa humanidad, este es un mensaje para aquellas mentes que aman la justicia.

Jairo Olaya

Ser religioso y espiritual

En el mundo actual, materializado, hiperconectado, consumista, tecnificado y digitalizado, cuánta falta hace el desarrollo de las dos dimensiones más importantes del ser humano: la religiosidad y la espiritualidad. Estas dos dimensiones son complementarias y tienen que ver con el hacer y el ser del desarrollo individual. La religiosidad se asocia con actividades como rezar y orar, congregarse alrededor de la FE, trabajar por y para las demás. La espiritualidad es una forma de vivir. Todo aquello que se pregona en la religiosidad se manifiesta en la espiritual: el ser humano se transforma.

La bondad, la solidaridad, la misericordia, el amor, la paz, el altruismo, el discernimiento, la esperanza, el perdón, la alegría y la libertad, son, entre otras las manifestaciones del desarrollo de las dimensiones religiosas y espiritual.

En una sociedad dividida, violenta, polarizada por el odio, el egoísmo, la corrupción, se privilegian el saber, el tener, el aparentar, el consumo, la competitividad y la discriminación que se derivan de otras dimensiones del ser humano: emocionalidad, el conocimiento, lo físico y lo fisiológico, lo intelectual.

Damaso Londoño

Pensionados

Antes podíamos vivir ahora debemos sobrevivir, a veces nos toca hasta pedir si un jubilado llega a partir. Los pensionados son olvidados por eso no son convidados, con democracia de manipulados, todo lo manejan los avispados.

Los jubilados no tienen vida, porque todo ya les molesta, en esta sociedad todo cuesta, a los viejos los echan a la cesta. Con el paso del tiempo caminamos despeinados, somos lentos y pesados, en el equipo de los resignados. Unos se pensionan laborando otros ya están descansando, Dios a todos les sigue dando tiempo para que se vayan alistando.

Padre Alfredo Vesga D.

Educando al deportista

El futbolista, el ciclista, el boxeador, el atleta y otros deportistas saltan al éxito - muchas veces - con poca formación académica y cultural y de allí a la fama y la prosperidad sin preocuparse él, o su club, o el ministerio del deporte en mejorar su nivel de formación, en música, arte, literatura, historia etc. y también en urbanidad. Así es como vemos deportistas que hablan con lenguaje desmedido, mal presentados, tatuados (que bonito era James); algunos inmersos en las drogas, el alcohol y con frecuencia derrochando el dinero que por sus cualidades les llegó, pero no invirtiéndolo en actividades que le den estabilidad económica después de su ciclo de éxito que es corto siempre.

Un poco de formación en modales le caería muy bien a muchos futbolistas, para que entiendan que lanzar escupitajos en la cancha es de pésimo gusto. ¡Qué horror!

Enrique Rueda Pinilla

Envíe su correspondencia a nuestras oficinas o al correo electrónico: hagaseoir@vanguardia.com

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.