lunes, 17 enero 2022
jueves 09 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

¿Vientos de guerra en Ucrania?

En un contexto en que la unipolaridad norteamericana que predominó tras el fin de la Guerra Fría, está siendo cada vez más desafiada, la cuestión de Ucrania parece solo la chispa que puede incendiar la pradera.
Escuchar este artículo

Junto a la crisis en Bielorrusia o al boicot estadounidense a China, al anunciar que no enviará una delegación a los Juegos Olímpicos de invierno; la cuestión de Ucrania está hoy en el centro de la atención mundial y de las tensiones entre Washington y Moscú.

Con base en información de inteligencia que habla del traslado de unos 175.000 soldados desde regiones como Siberia y el despliegue del Primer Ejército de Tanques, unidad militar de élite rusa, Biden teme una inminente invasión sobre territorio ucraniano. Putin por su parte, ve con preocupación la extensión de la OTAN hacia el este.

No en vano, el tema se discutió en la cumbre virtual de esta semana entre Putin y Biden de la que pocos detalles trascendieron a los medios. Sin embargo, es claro que para el presidente norteamericano Ucrania es un asunto clave de su política exterior como lo muestra la advertencia a Moscú de retaliar con el apoyo de sus socios europeos, cualquier acción militar. Esto último, sin cerrar del todo el espacio para la diplomacia.

Pero Ucrania no es el único tema que genera ruido en la relación bilateral pues también, pesan los ciberataques contra empresas estadounidenses; la presunta injerencia rusa en las elecciones gringas; Afganistán; Libia; Crimea; el programa nuclear iraní y la proliferación mundial de armas atómicas.

Putin a su turno, ha sido tajante al exigir garantías para que la extensión de la OTAN no amenace su seguridad; ha cuestionado la ayuda militar occidental a países como Rumania y el uso de Ucrania como “portaaviones” de los intereses estratégicos occidentales.

En un contexto en que la unipolaridad norteamericana que predominó tras el fin de la Guerra Fría, está siendo cada vez más desafiada, la cuestión de Ucrania parece solo la chispa que puede incendiar la pradera. Ojalá, como sucedió con la crisis de los misiles en Cuba, algún tipo de acuerdo entre las dos potencias disipe los vientos de guerra.

alexÁnder arciniegas
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también