Sábado 15 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Arte en Bucaramanga

Comparta este artículo ›

Columnista: Alfonso Marin

Como en muy pocas ocasiones lo habíamos visto, Bucaramanga se encuentra por estos días rodeada de arte. El programa ‘Con las Salas Abiertas’ que empezó con algunas muestras de arte regional, con el correr de los años ha venido acumulando calidad y cantidad hasta llegar al máximo posible con los mejores exponentes de la plástica nacional. Las principales salas de exposiciones de la ciudad nos están dando la oportunidad de apreciar de cerca los cuadros de la mayoría de los mejores pintores colombianos, algunos guardados celosamente en el Museo Nacional, en la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República y en algunos museos importantes del país, incluyendo nuestro Museo de Arte Moderno de Bucaramanga. La ventaja que tiene nuestra ciudad de que todo es relativamente cerca, nos permite visitar y disfrutar en una sola tarde todas las muestras y volver a casa con la extraña sensación de que estuvimos en un mundo diferente. Causa verdadera alegría saber que el gusto y cultivo de las artes plásticas, plasmado en los cuadros de nuestros pintores, es una fortaleza que ya distingue e identifica a nuestro país en el concierto internacional. Pintores como Botero, Grau, Obregón, etc, son un referente de la pintura universal por el manejo del color, el dibujo y la técnica que nadie desconoce. Los habitantes de Bucaramanga con frecuencia nos quejábamos de la poca actividad cultural, empezando porque había muy pocas salas de exposición y solo uno que otro auditorio para el fomento de la cultura, falencia que se ha superado con creces, porque ya son muchas las salas y muchos los auditorios disponibles para cualquier expresión artística. Nos faltan posiblemente más artistas con mentalidad universal, pero eso seguramente llegara más temprano que tarde, porque ya está lo más importante que son los escenarios.

La formación en arte y cultura que ofrecen nuestras universidades también son un acierto que vale la pena resaltar ahora que tenemos tantos artistas al alcance de la mano.

Quienes conocimos la ciudad de mediados del siglo XX nunca olvidaremos que las pocas exposiciones de arte para el público estaban limitadas únicamente a los adultos, por temor a que algún cuadro tuviera alguna desnudez que pudiera ser motivo de escándalo para los niños y jóvenes, como lo fueron en su momento los cuadros del maestro Óscar Rodríguez Naranjo y Domingo Moreno Otero, al contrario de ahora que son abiertas para todas las edades.

Publicidad

Autor: Alfonso Marin
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.