domingo, 26 septiembre 2021
jueves 08 de julio de 2021 - 12:00 AM

La convocatoria a la Villa del Rosario

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Armando Martínez

Aunque sea una paradoja, fueron los diputados del Congreso de Venezuela reunido en Santo Tomás de Angostura, durante el año 1819, quienes convocaron a la realización del primer Congreso Constituyente de Colombia. Dijeron que el primero de enero de 1821 debería instalarse este evento, pero no tenían la más remota idea de que sería imposible reunirse desde ese día, dados los caminos y las distancias que los diputados debían recorrer desde 21 remotas provincias.

Cuando el vicepresidente Juan Germán Roscio pudo llegar al sitio con su joven esposa a punto de dar a luz, dijo a los rosarienses que había sido su situación geográfica la razón por la cual se había fijado la capital del nuevo Estado en su vecindario. Gracias a que allí se instalaría el Congreso general de Colombia, doscientos años después podrían decir sus descendientes con orgullo: “Aquí se consolidó la unión de Cundinamarca, Quito y Venezuela”.

El discurso de la convocatoria fue dado, con el reglamento para las elecciones de los diputados de las 21 provincias, el 17 de enero de 1820. Allí se explicó que, como no podían los pueblos ejercer por sí mismos el poder soberano, tendrían que nombrar diputados que se encargaran de hacerlo. Tenían que fijarse en que los elegidos fueran hombres dignos de la majestad del encargo y de la importancia de los intereses de la República. Francisco Antonio Zea lo firmó como presidente del Congreso de Venezuela y como vicepresidente de la República de Colombia. Como complemento, el 13 de enero de 1820 este había emitido un Manifiesto a los pueblos de Colombia, publicado en el Correo del Orinoco: el primer llamamiento a ser colombianos.

Si Colombia contaba con dos océanos y con todos los recursos imaginables, ¿qué faltaba para convertirse en una gran nación? Solo decirlo: “¡Decid Colombia, y Colombia será!”. Y fue desde entonces que comenzamos a decir que somos colombianos. Pero para poder vivir juntos se requería una carta constitucional. Y de eso se trató el encuentro de los 71 diputados en la Villa del Rosario.

ARMANDO MARTíNEZ G.
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también