martes, 05 julio 2022
martes 24 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Palabras inútiles

Me dicen ahora que mi columna de muchas décadas va solo por la vía digital, y al principio no entendía si era una degradación o una manera de empezar a despedirme. Un asomo de provincialismo de mi parte, pues caí en la cuenta de que leo a diario muchos medios digitales nacionales y extranjeros, Así que aquí sigo como siempre, ahora muy preocupado por la enorme turbulencia que arrastra la jornada electoral del próximo domingo; no vista desde el inicio del Frente Nacional, ese pacto entre élites que puso fin a la gran Violencia -así, con mayúscula- y en donde nadie pagó por nada. Es decir, fue un pacto que acabó con esa violencia bipartidista, con total impunidad. Y fue muy celebrado dentro y fuera del país. Uno de los efectos colaterales -como dicen ahora- de ese pacto fue dejar plantadas las semillas para el conflicto que aun hoy no termina. Los problemas crónicos y ancestrales no se resolvieron, en especial el de la tierra, la desigualdad y la injusticia.

El nuevo pacto de paz, firmado entre el Estado colombiano y las Farc ha sido muy bombardeado y cambiado -es decir, incumplido- por el gobierno de Duque y hablan de una supuesta “paz con legalidad”, que ha redundado en más violencia, conflictos y una multitud de actores armados, que nos han llevado a una situación casi insostenible, con una turbulencia muy perturbadora, llena de peligrosos nubarrones, y aupada por los continuados actos de dictadura, unas veces por mano directa del gobierno, y otras, por los organismos de control y contrapeso, que están en el bolsillo del Ejecutivo. Y con una Registraduría que se presenta errática y sin brújula, como si todo hubiera sido planeado con total racionalidad. Dispuestos a todo, pese al ostensible fracaso de dañar las elecciones legislativas de marzo. No estoy seguro de que el social cretinismo vuelva a ganar en Colombia, pero el país sí tiene que cambiar muchas cosas, y tomar el camino de la decencia política, por encima de la desesperanza, la frustración, la humillación y la ofensa.

eruedas41@gmail.com

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también