domingo, 26 septiembre 2021
martes 14 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Día Internacional del Aire Limpio

No menos preocupante es la contaminación del aire por malos olores como sucede periódicamente en sectores de Bucaramanga y municipios vecinos.
Escuchar este artículo

Es oportuno saber que la Asamblea General de la ONU en el año 2020 aprobó el 7 de septiembre como el Día Internacional del Aire Limpio. Y no es para menos; entre los innumerables factores de degradación ambiental cobijados por el cambio climático y el calentamiento global con todos sus desastres cotidianos, está el de la contaminación atmosférica que se sufre con todas sus consecuencias en las ciudades pricipalmente- en unas más que en otras- que seguirán creciendo por la urbanización imparable debido al éxodo rural y al crecimiento demográfico.

Es impresionante ver fotos y noticias de ciudades cubiertas con un manto gris de smog que causa más de siete millones de muertes anuales en el mundo, definidas como cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, enfermedades pulmonares e infecciones respiratorias y cáncer de pulmón, según reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como causas, principalmente estan las fuentes móviles -los vehículos- que aportan aproximadamente el 80% de las partículas contaminantes, y las fuentes fijas de industrias, fábricas y negocios comerciales. Deprimente ver camiones y motos chimeneas circulando impunemente por calles y avenidas sin que ninguna autoridad actúe con efectividad a pesar de las normas existentes bajo la responsabilidad de las administraciones municipales y las autoridades ambientales.

Alarmantes los informes periódicos sobre la contaminación atmosférica en Medellín y determinados sectores de Bogotá en donde las estaciones de monitoreo ponen las alarmas con frecuencia. Urgente entre otras cosas - antes de que salga una ley al respecto- que las empresas constructoras instalen cargadores para vehículos eléctricos en los parqueaderos y así estimular la compra de carros y motos de esta modalidad. Un gran aporte para el aire limpio. En Medellín, durante la administración anterior se sembraron un millón de árboles en su Área Metropolitana como fórmula probada para reducir la contaminación atmosférica. Ojalá se siguiera este ejemplo de reforestación urbana en todas partes.

No menos preocupante es la contaminación del aire por malos olores como sucede periódicamente en sectores de Bucaramanga y municipios vecinos. También están las leyes y normas para actuar con prontitud y efectividad. La calidad de vida y el bienestar general antes que todo.

Gustavo Galvis H.
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

$name.data
$descripcion.data
Lea también