sábado, 31 julio 2021
lunes 14 de junio de 2021 - 12:00 AM

Solo quedan diez años

Fundamental, la educación ambiental para sensibilizar a la gente especialmente de los jóvenes del mundo cada día más complejo para vivir.
Escuchar este artículo

Solo quedan diez años”. Es la contundente advertencia de Antonio Guterres, Secretario General de la ONU con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente. Se refiere a la última oportunidad para salvar al planeta Tierra nuestra única morada de la catástrofe climática, la extinción de las especies y la contaminación global que avanzan a ritmo de desastre. Súmese el crecimiento poblacional imparable especialmente en los paises pobres.

Y es oportuno además reiterar algunas de las recomendaciones expuestas recientemente por un grupo de reconocidos investigadores sobre estrategias y acciones a realizar en varios aspectos críticos del tema. Está el cambio urgente de las fuentes de energía basadas en carbón y petróleo, por las renovables como la hídrica y las no convencionales: eólica y solar principalmente.

Está la importancia del sistema financiero en la financiación de proyectos que sean ambientalmente sostenibles y desinvertir en los que no lo son. También en lograr motivar fuertemente a la ciudadania para que participe activamente- en la economía circular por ejemplo- separando en los hogares y empresas los elementos útiles para el reciclage como plásticos, metales, papel, cartón y vidrio, fundamentalmente.

También dar más información a los consumidores sobre los bienes y productos que utilizan, como los alimentos, y su huella ecológica o de carbono en su producción. Fundamental, la educación ambiental para sensibilizar a la gente especialmente de los jóvenes del mundo cada día más complejo para vivir.

Insistir, persistir y nunca desistir debe ser la consigna para trata de frenar la degradación planetaria que está llegando a situaciones irreversibles. Y también es una gran oportunidad para la generación de millones de empleos verdes en un contexto muy complejo en donde por la Cuarta Revolución Industrial -la Inteligencia Artificial (IA), la robótica, el internet de las cosas, etc,- con la automatización creciente, dejará a centenares de millones de personas sin trabajo como lo expone el historiador e investigador científico Yuval Noah Harari en su renombrado libro, 21 lecciones para el siglo XXI. Ya está ocurriendo en muchas partes, con sus graves consecuencias económicas y sociales, en un mundo lleno a reventar, superpoblado, con 7.890 millones de personas demandando recursos cada día más escasos. Poco espacio para el optimismo.

Gustavo Galvis H.
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también