sábado, 12 junio 2021
martes 06 de abril de 2021 - 12:00 AM

Turismo sostenible en Topocoro

Un propósito superior debe ser impedir que se sobrepase la capacidad de carga de los diversos ecosistemas para evitar el turismo depredador.
Escuchar este artículo

No sobra reafirmar que Santander tiene numerosos atractivos para posicionarse en diversas modalidades de turismo -ecológico, rural, pueblos coloniales, cultural, de salud, ect.- para visitantes nacionales y extranjeros. Su variada topografía de montañas, valles, quebradas, ríos, ciénagas, sus dos parques naturales, los páramos de Santurbán y Berlín, son valiosos destinos para quienes desean salir de las ciudades ruidosas, congestionadas y estresantes para encontrar tranquilidad y disfrutar de la naturaleza.

En este contexto, hay que recordar que el turismo debe ser sostenible, y los proyectos que se realicen para tal fin deben integrar lo económico, lo social y lo ambiental. Hago esta referencia por la importancia de los convenios que se realicen entre el gobierno nacional, departamental y las instituciones o entidades privados que buscan el desarrollo turístico en el embalse Topocoro de la Central Hidroeléctrica de Sogamoso, y su extensa área de influencia en los municipios de Betulia, Zapatoca, San Vicente de Chucurí, Mesa de Los Santos, Lebrija y Girón. Y desde luego, es fundamental el protagonismo de Isagén y la gestión de la Corporación Autónoma Regional de Santander -CAS- autoridad ambiental de la región.

Todos los proyectos que se realicen deben ser bien planeados, organizados y desarrollados. Sus promotores y ejecutores deben cumplir con las normas del turismo sostenible con la conservación de las fuentes hídricas, el tratamiento de aguas residuales, el manejo de residuos sólidos bajo los principios de la economía circular, ect. Indispensable normas y reglamento de obligatorio cumplimiento para los turistas. Buena oportunidad para programas de educación ambiental, cultura y civismo ciudadano. Un propósito superior debe ser impedir que se sobrepase la capacidad de carga de los diversos ecosistemas para evitar el turismo depredador.

También es necesaria y oportuna la asesoría de expertos o expertas en el tema como lo enseña la exministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture en su reconocido libro, Turismo Sostenible. Lo amerita la conservación en buen estado del agua del embalse Topocoro, del río Chucurí, sus quebradas, los caminos de Lenguerke, la Serranía de los Cobardes con sus bosques -su fauna y flora- para el senderismo, el avistamiento de aves y los demás ecosistemas. Repitámoslo: bajo el concepto de sostenibilidad, hay garantía de permanencia, aceptación y éxito de los proyectos que se realicen.

Gustavo Galvis H.
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también