miércoles, 01 febrero 2023
miércoles 25 de enero de 2023 - 12:00 AM

Islas de calor aumentan contaminación y enfermedades

En columnas anteriores he citado un estudio realizado entre los años 1997 y 2001 por la Universidad de Graz (Austria), en convenio con la UIS, que detectó la existencia en Bucaramanga del fenómeno llamado islas de calor. Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA): “Las islas de calor urbano ocurren cuando las ciudades reemplazan la cobertura natural del suelo con densas concentraciones de pavimento, edificios y otras superficies que absorben y retienen el calor. Este efecto aumenta los gastos de energía, la contaminación del aire y las enfermedades y la mortalidad relacionadas con el calor”.

En este contexto, es preocupante la pérdida de espacios verdes en Bucaramanga en las últimas décadas. La ciudad dispone de áreas de espacio público verde muy por debajo de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Vale la pena reiterar que -si no se ha hecho- sería conveniente actualizar el estudio realizado por la Universidad de Graz hace más de 20 años. La contaminación del aire depende de las emisiones de gases y partículas, pero las islas de calor agravan el problema en las zonas afectadas.

Las islas de calor son fenómenos locales que se suman al caos climático global. Señala la EPA: “El cambio climático y las islas de calor interactúan de manera importante. En muchas áreas de EE.UU., las tendencias de calentamiento cada vez mayores están generando temperaturas más altas en las áreas afectadas por islas de calor. Se prevé que este calentamiento continuo empeore las islas de calor en el futuro”. Algunas ciudades han reportado notables incrementos térmicos en estas “islas”. En Irlanda, por ejemplo, se informó: “Las ‘Islas de calor’ en Puerto Cork son hasta 15°C más cálidas que otras partes de la ciudad”. Por lo mismo, vale la pena realizar monitoreos en esos sitios, que registran temperaturas y contaminación más elevadas que las de otros sectores urbanos.

Diferentes ciudades en el mundo anuncian planes masivos de siembra de arboles. En Nueva Orleans informaron: “Para combatir las inundaciones y el calor extremo, un nuevo plan para reconstruir el bosque urbano de Nueva Orleans exige que se planten 100,000 árboles nuevos para 2040” (WWNO, enero 20/2023). Sería conveniente que los alcaldes del Área Metropolitana informen si existen planes masivos de reforestación en estas ciudades.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también