domingo, 28 noviembre 2021
miércoles 27 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Necesitamos gente optimista

“El mundo es de los optimistas y de quienes, ante las adversidades, se atreven a afrontarlas, buscan soluciones y superan los problemas”.
Escuchar este artículo

Con preocupación hemos visto crecer en los últimos tiempos el pesimismo sobre el futuro del país, producto de la mala imagen que nos da la corrupción, la inseguridad, el ambiente político y la injusticia, además de los efectos sicológicos, económicos y sociales que nos ha dejado la pandemia. No podemos negar que los problemas mencionados existen, al igual que algunos otros más, pero indudablemente son mayores los hechos positivos que se han dado en los últimos 20 años en forma continua y que olvidamos sin darnos cuenta, por la mayor impresión que dejan en nuestro inconsciente las malas noticias.

En esta oportunidad, los enfrentamientos políticos y el miedo a un cambio de orientación en las próximas elecciones, ha generado una disminución en las inversiones privadas esperando los resultados electorales, como también la migración de inversionistas nacionales y extranjeros, la salida de capitales y hasta la búsqueda de otras nacionalidades; que de mantenerse incrementaría los problemas sociales y económicos actuales.

No hay razón para el pánico; tenemos un país con una larga tradición democrática, así sea imperfecta, contamos con unas instituciones que, a pesar de haber sido infiltradas por la corrupción, aún guardan en la mayor parte de sus integrantes los principios y valores para actuar en forma correcta y contamos con un excelente y abundante talento humano capaz de sacar adelante el país, si logramos unirnos tras un propósito nacional de beneficio común.

Los indicadores macroeconómicos y sociales de los pasados años han mostrado un crecimiento permanente, con algunos altibajos, pero sin decrecer, excepto durante la pandemia, y aunque la brecha económica se ha ampliado, las condiciones de vida de los estratos más deprimidos son mejores que en el pasado, con mayor cobertura en educación y salud, mejores condiciones laborales y más oportunidades de crecer como personas.

En el campo político, comienzan a despejarse las dudas y las encuestas dejan entrever la continuidad del sistema, mediante la confluencia de ideas hacia un gobierno de centro, que indudablemente mejore las condiciones sociales con base en la generación de empleo digno y el crecimiento del sector productivo, al igual que combatir los flagelos mencionados inicialmente.

El mundo es de los optimistas y de quienes, ante las adversidades, se atreven a afrontarlas, buscan soluciones y superan los problemas. El pesimismo solo genera pobreza mental y no deja ver la luz al final del túnel.

jorge gómez duarte
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también