miércoles, 08 diciembre 2021
miércoles 06 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Obras son amores

Escuchar este artículo

En cáncer, uno de los factores más importantes que determinan la recuperación de los enfermos es el diagnóstico temprano, lo cual posibilita tratamientos oportunos, con medicamentos o procedimientos más sencillos, menores riesgos de complicación y secuelas, mayores posibilidades de curación y recuperaciones cortas.

Desafortunadamente, ésta es una enfermedad que en sus comienzos suele ser silenciosa y cuando se manifiesta con sintomatología, ya se encuentra en un estado avanzado, obligando a tratamientos con procedimientos mutilantes, quimioterapia agresiva y radiaciones severas, necesarios para intentar controlar la enfermedad. Por esta razón, las medidas preventivas y los chequeos médicos periódicos, son fundamentales para disminuir los riesgos de padecer o morir de cáncer.

Hace 60 años, un grupo de quijotes de nuestro terruño, conscientes de la necesidad de tener en el medio una institución orientada al diagnóstico temprano de estas patologías, fundó la Liga Santandereana de Lucha contra el Cáncer y dedicó sus primeros esfuerzos a la detección de tumores malignos de cuello uterino y mama, los cuales eran los de mayor mortalidad y frecuencia, pudiendo hacerse su detección mediante acciones simples, como la citología vaginal y el examen de mama.

A pesar de los avances de la tecnología y el conocimiento científico, estas dos patologías siguen existiendo y los métodos diagnósticos utilizados en ese entonces, siguen vigentes, permitiendo una pronta detección y aportando a la curación de muchas personas que acudieron y acuden a la Liga, gracias a su diagnóstico oportuno; como también, a la tranquilidad de muchas más, cuyo diagnóstico fue negativo.

De ese entonces a ahora, las cifras han cambiado y la Liga contra el Cáncer también. La incidencia de tumores malignos de cérvix dejó de ocupar el primer lugar en la oncología y se incrementó la frecuencia en otros órganos, donde el diagnóstico es dispendioso y requiere métodos más complejos, para lo cual la Liga se actualizó en su quehacer. Hoy, cuenta con un equipo médico especializado en las patologías más frecuentes, al igual que aliados estratégicos que permiten mantener la calidad, incrementar la cobertura y prestar un excelente servicio, humano y oportuno.

No puedo pasar por alto el legado social de sus gestores, quienes quisieron que la entidad se enfocara hacia la atención de aquellas personas de escasos recursos, que para la época no contaban con cobertura en salud y tenían que acudir a las instituciones públicas, donde la alta demanda demoraba la atención y empeoraba los pronósticos. Hoy mantiene ese espíritu altruista y esa sensibilidad social heredada de los progenitores.

Para ella, salud, gratitud y muchos años más de vida.

jorge gómez duarte
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también