jueves, 29 octubre 2020
miércoles 29 de julio de 2020 - 12:00 AM

No damos el brazo a torcer

Yo creo que en una circunstancia con enemigo universal como es el narcotráfico y el coronavirus, lo que necesitamos es apoyo, para salir adelante.
Escuchar este artículo

Y cada uno lo hace cuando cree que le toca. Primero los asesores militares gringos que llegaron a Colombia, de una vez saltaron Cepeda, Petro y compañía. Ahora que el alcalde de Medellín le pide ayuda médica a Cuba salen en manada los amigos de Uribe.

Me pregunto ¿qué dañino puede ser que una comisión de gringos vengan a ver en qué nos estamos gastando la plata que ellos se supone nos dan? Creo que vienen a aprender de un ejército entrenado, el que se ha formado con dolor y sufrimiento. Del otro lado, qué pueden hacer los médicos cubanos, acaso le van a enseñar de comunismo a un personaje entubado, de pronto lo que sí pasa es que se queden en Colombia, porque allá trabajan con las uñas y aunque están bien entrenados teóricamente, la nueva tecnología esta aquí.

Yo no hago sino oír que no tenemos personal entrenado para manejar parte de nuetros equipos, es decir, sí hay camas para tanta gente pero no quién las opere. Ahora piensan que se van a quedar con el trabajo.

Yo creo que en una circunstancia con enemigo universal como es el narcotráfico y el coronavirus, lo que necesitamos es apoyo, para salir adelante. Ya hay que dejar tanta pendejada que unos y otros lo que quieren es mantener polarizado el país para beneficio propio. Algunos, siempre vienen insultando por doquier, es que sus neuronas tienen muy poco uso.

De otra parte veo con buenos ojos la actitud de Uribe con la segunda vicepresidente del senado, Doña Griselda, -nuestra paisana- quien en desarrollo de su figuración, los periodistas la pusieron a mentir, apenas era obvio, cuando parte de este proceso se volvió una mentira; la culpa no es de ellos, es de la JEP, quien en su posición protectora, ha incurrido en graves errores. Parece empieza a despertar, meterle mano al reclutamiento de menores y al maltrato que se le dio sobre todo a las mujeres, ya era hora. Las FARC no lo pueden negar, hay demasiadas evidencias. Por favor: Verdad, Justicia y Reparación. Es tiempo.

Luis Ernesto Ruiz
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.