domingo, 29 enero 2023
miércoles 07 de diciembre de 2022 - 12:00 AM

Ser pillo paga

Creo que ya he visto este titular en algunas columnas, pero es tan diciente que espero se me permitan usarlo. El país está lleno de ejemplos desde hace varios años.

Empecemos por mirar impávidos el primer ejemplo. Las Farc, hoy partido Comunes, después de firmar con el presidente Santos un acuerdo que entregó pedazos de patria, donde los señores de la JEP todavía no los condenan a gozar de las penas irrisorias que ahora están decidiendo castigar las atrocidades que cometieron, mientras en las cárceles se encuentran los que delinquieron dentro del gobierno quienes ya pagan serias condenas.

El presidente Petro ya está abriendo la caja de pandora para que sus amigos y amigos de sus amigos, que han delinquido en las manifestaciones que soportamos, donde los pillos atentaron contra propiedades comerciales de muchas familias, las que fueron seriamente afectadas por sus destrozos, igualmente propiedades del Estado fueron seriamente atacadas. No solo destrozaron, sino secuestraron y torturaron a varias representante de las instituciones de control. Hoy juiciosa y argullosamente se matricularon como la primera línea. El gobierno está viendo como llenan de retazos la ley para sacarlos libres diciendo que sus procesos continuarán: ya sabemos cómo es eso.

Sí, todos queremos la paz, pero sin impunidad. Veremos en que paran las conversaciones con los elenos, a donde irán a parar crímenes horrendos, como los cometidos al dinamitar un gasoducto que atravesaba por unas área ocupados con vivienda de seres humildes donde la masacre de familias enteras fue muy grande, o la bomba a la policía donde murieron decenas de jóvenes que querían encontrar una esperanza de vida en la institución policial. Para que queremos recordando detalles, esperemos cual es la intención en este proceso con los que cruzaron caminos de destrucción y sangre, con escusas de nobles causas.

Que nos espera con las bandas criminales que pululan al sur del país en el comercio de la coca, también destruyendo patria en la búsqueda de oro, contaminando ríos y destruyendo selva. Seguro se repetirá la historia de cómo ser pillo paga, aparecerán los herederos de estas tenebrosas causas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también