jueves, 29 octubre 2020
miércoles 02 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Temas de reflexión

Esperemos que los sabios que van a estudiar la gran reforma entiendan que para repartir hay que estimular el producir. Así como se hizo en el 2002 para estimular la hotelería. No digo quien para no despertar odios.
Escuchar este artículo

En este retiro la pandemia nos invita a meditar sobre muchos aspectos en los cuales hemos vivido, algunos sobre nosotros mismos y nuestras actitudes, otras, en las de los eternos gobernantes, los que muy poco se diferencian unos de otros, pero sí coinciden en su deseo de permanecer en el poder y en la manera de heredarlos a sus generaciones.

Empiezo por recordar lo que me comentaba mi buen amigo Reinaldo Serrano donde es fácil ir con la imaginación a algunos escenarios que pueden ser posibles para muchos, pero para otros no serán mas que una utopía. Al fin y al cabo, soñar no cuesta nada, especialmente en este país que todo lo tiene, y al reclamarle a Jesús por la injusticia, con otros que carecen de mucho, Él, les recordó, que lo que no sabían era la clase de gente que iba a crecer en él.

Me hablaba de que tenemos cerca de 1.328 cuencas hidrográficas, dos mares y no somos un país pesquero. Colombia es pues un país de ciudades y no tenemos en ninguna, con un parque de recicladores, en donde tendríamos millones de toneladas de basuras para procesar.

Dentro del proceso de paz, hemos generado, por ejemplo: más de 32.000 hectáreas de plátano sembradas en Urabá y en este momento los nuevos campesinos no saben qué hacer con él. El programa ha debido motivar al sector privado o al cooperativo, a crear fabrica de procesamiento para producir harina. Pero para eso hay que hacer reformas a la ley en donde las políticas sean a estimular la PRODUCCIÓN y no encaminadas solo a la REDISTRIBUCIÓN, siendo esto último en lo cual siempre han caído todos nuestros gobernantes, o no fue cierto que nuestro nuevo gran amigo sacó a correr a todas las multinacionales que operaban desde Colombia; no las expropió, como si lo hizo su vecino, pero las desterró.

Esperemos que los sabios que van a estudiar la gran reforma entiendan que para repartir hay que estimular el producir. Así como se hizo en el 2002 para estimular la hotelería. No digo quien para no despertar odios.

Luis Ernesto Ruiz
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.