sábado, 04 julio 2020
jueves 04 de junio de 2020 - 12:00 AM

¡Hay que salvar el mundo, no hay más que hacer!

Escuchar este artículo

Ante la profunda crisis en que estamos sumidos en el mundo, con la pandemia del coronavirus, la historia me llevó a rememorar históricamente otras tragedias: 1º. La profunda crisis económica que padeció el mundo a partir de 1929; 2º. La primera Guerra Mundial en 1914; 3º. La segunda Guerra Mundial de 1939; al igual que otras varias hecatombes, catástrofes que en el mundo han sido. En Colombia en el Siglo XIX padecimos innumerables guerras civiles y en el 9 de abril de 1948, “El Bogotazo”, con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, que suscitó o intensificó la violencia partidista, que solo vino a superarse décadas después, con el establecimiento del Frente Nacional. Y la realidad es que estas tragedias y otras más, Colombia, la humanidad ha logrado superarlas y con avances y retrocesos ahí “vamos avanzando”, sin entrar a discutir que también retrocedemos.

En la historia presente, totalmente diferente al coronavirus, el asesinato del dirigente negro George Floyd, víctima del racismo, asesinado por policías, ha llevado a una gran cantidad de ciudades de Estados Unidos a organizar, muy concurridas manifestaciones de protesta en 40 ciudades. Trágico incidente que ha llevado a historiadores, analistas de la política, y otros más, a manifestar que las máximas dificultades de Estados Unidos son engendradas por el racismo, problema este que, con idas y venidas, vueltas y revueltas, los ha acompañado cuasi que por siempre.

En cuanto a Colombia, el Gobierno ha expresado “Vamos a ganarnos la vida”, sabiendo que en hecatombe tan incierta es difícil tomar decisiones totalmente acertadas y máxime cuando unas le corresponden al Gobierno Nacional y otras a los Gobiernos Departamentales y/o Municipales. Manifestando que las decisiones nunca son finales y tampoco completas, se habla de seguir con un aislamiento preventivo obligatorio, liberando algunos sectores de economía, reabriendo centros comerciales, buscando recuperar la vida productiva; reafirmando la necesidad de mantener el aislamiento físico y el uso del tapabocas y el aseo permanente de las manos.

En lo referente a la vida social, se mantiene el cierre de cafés, bares, salas de cine,... incluso iglesias, con lo cual se nos ha “golpeado” a los católicos la devoción de la asistencia a misa, especialmente los domingos; advirtiendo que ésta es una decisión mundial, en tal forma que el Papa Francisco celebra su Eucaristía los domingos en el Vaticano, con una asistencia ostensiblemente limitada, así sea con transmisión mundial por T. V.

Ahora bien, se busca una disminución a la intensa, incierta limitación establecida a las actividades de los mayores de 70 años ¿de dónde y por qué? Que ojalá la “salvación” del mundo llegue. ¡Quiera Dios que muy pronto, la estamos requiriendo con verdadera urgencia!

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.