domingo, 27 noviembre 2022
miércoles 05 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Bendita seas democracia...

¿El pueblo tiene los gobernantes que se merece o elige los gobernantes que merece? El interrogante adquiere especial relevancia cuando se revisan los episodios recientes que involucran a algunos miembros de la clase política. Los casos de Alex Flórez y Alirio Barrera son los de mayor exposición mediática, pero no los únicos; por desgracia los malos ejemplos cunden.

En Ocaña, recordemos, a la coalición mayoritaria del concejo no le importó elegir presidente de la corporación a un concejal que golpeó y ultrajó a su compañera. En el Socorro los concejales mayoritarios sin sonrojarse facultaron a la alcaldesa para que regale dos activos importantes del municipio. En Barbosa, más de dos años y medio después de estar desempeñándose como tales, diez concejales se gastaron una millonada del presupuesto público para viajar a la isla de San Andrés a capacitarse sobre el funcionamiento y el reglamento interno del concejo. En Chiriguaná a algunos concejales les dio por celebrarle el cumpleaños a una de sus compañeras en el propio recinto del concejo. El presidente del concejo le salió al paso a las críticas. “No es para tanto” dijo, porque solo bebieron y bailaron allí durante una hora y luego se fueron para otro lado. Se comprometió a que eso no se iba a repetir, ¡ni más faltaba!, y como si las imágenes que se conocieron del foforro no fueran lo suficientemente elocuentes cuestionó con vehemencia a quienes quieren ver la reputación de los concejales por el piso. En Piedecuesta fue capturado un concejal a quien las autoridades señalan de participar en un entramado multimillonario de lavado de activos; y en Apartadó dos concejales se encararon en plena sesión recriminándose por ofrecerse plata para aprobar proyectos de acuerdo.

Esa es apenas una pequeña muestra del estado en el que se encuentra nuestra democracia. El panorama es bastante desalentador a pesar de que hay casos que demuestran el rigor y la responsabilidad con la que muchos de los elegidos afrontan sus competencias. Al fin de cuentas para eso los eligen. En los casos que mencionamos con seguridad vendrán sanciones por parte de los organismos de control. Ojalá sean oportunas y ejemplarizantes. Pero hay que reflexionar sobre el tema, y hay que hacerlo desde ahora. La elección de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales está a la vuelta de la esquina y ya comienzan a asomarse quienes aspiran a ejercer esas dignidades.

manuel de jesús rodríguez
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también