domingo, 22 mayo 2022
sábado 14 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Cuentas claras presidenciales

A diferencia de las anteriores elecciones presidenciales, las presentes campañas no han tenido los anticipos estatales como fuente principal de financiación, prefiriendo la utilización de recursos de origen privado
Image
Columna de
Marcela Pabón

La Alianza para el Control Ciudadano al Financiamiento de Campañas, liderada por la Corporación Transparencia por Colombia, en la cual participan varias organizaciones a nivel nacional, incluyendo Santander, ha publicado un informe de seguimiento al reporte de financiación de las campañas presidenciales, en el marco de un ejercicio minucioso de control social.

Es importante resaltar que contar con la publicación de la información relativa al financiamiento de las campañas en tiempo real, es de suma relevancia, precisamente, con el fin de ejercer un control social efectivo y oportuno, tendiente a prevenir riesgos de corrupción y en consecuencia, fortalecer la confianza en la legitimidad del proceso electoral que se surtirá el próximo 29 de mayo.

De tal manera, se analizaron los reportes de los candidatos presidenciales en el aplicativo cuentas claras. En total, los candidatos a la presidencia han reportado ingresos en sus campañas por un valor de $16.585.278.500 y gastos correspondientes a $9.267.895.511.

La fuente principal de los ingresos reportados, son créditos del sector financiero y en lo referente a gastos de campaña, el rubro más representativo reportado por los candidatos es, como se esperaba, el de propaganda electoral con un 86.5% del total de gastos.

El informe indica: “A la luz de estos datos pareciera que los candidatos no están reportando en tiempo real los ingresos y gastos en los que están incurriendo en campaña, aspecto que va en contravía con la normativa vigente para la rendición de cuentas, así como con sus discursos de transparencia y lucha contra la corrupción planteados en el desarrollo de las campañas”.

A diferencia de las anteriores elecciones presidenciales, las presentes campañas no han tenido los anticipos estatales como fuente principal de financiación, prefiriendo la utilización de recursos de origen privado, lo cual podría acarrear el riesgo de que “la predominancia de la financiación privada en las elecciones presidenciales abra la posibilidad a que intereses ajenos y externos terminen capturando el Estado para beneficios particulares” por lo cual, se hace indispensable continuar ejerciendo un detallado control social a la gestión electoral.

MARCELA PABON
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también