lunes, 18 octubre 2021
sábado 25 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Del IDESAN a la Gobernación

Nuevamente, desde la administración departamental se quebrantan los principios de transparencia y selección objetiva que deben regir todas las actuaciones de las entidades que manejan recursos públicos
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marcela Pabón

La gobernación de Santander nuevamente se encuentra bajo la lupa, con ocasión al manejo poco transparente que se le ha dado al proceso de licitación pública por más de $26.000 millones de pesos, cuyo objeto es “construcción y mejoramiento de las vías secundarias del Departamento”.

A pesar de las alertas emitidas por veedurías y por los mismos proponentes, en este proceso se utilizaron los mismos artilugios presentes en la evaluación de la licitación de la doble calzada “la virgen-La Cemento” del IDESAN, que hoy tienen suspendido el proceso.

En el caso de la gobernación de Santander, luego de recibir 29 propuestas, se obtuvo como resultado de la respectiva evaluación, solo dos proponentes que cumplían todos los requisitos exigidos según la entidad. Sin embargo, al revisar las razones por las cuales 27 propuestas iban a ser descalificadas, se encontró, que la Administración evaluó bajo criterios que no se encontraban expresamente contenidos en los pliegos de condiciones, que valga decir, en este caso son inmodificables.

Tal fue la inconformidad de los participantes en este proceso, que se presentaron sendas observaciones a la evaluación por parte de los interesados y de la veeduría, llevando a la entidad a suspender la audiencia de adjudicación y a solicitar aclaraciones a los proponentes.

Ante las presuntas irregularidades, se solicitó el acompañamiento de la Procuraduría, con el fin de que este ente de control pudiese intervenir oportunamente y evitar la ocurrencia de hechos que afecten el patrimonio público, mediante la detección y advertencia temprana de riesgos en la gestión contractual.

No obstante, el viernes 17 de septiembre, la Gobernación de Santander, retomó el proceso de adjudicación, aceptando solo algunas observaciones y dejando habilitados solo 7 propuestas para continuar en el proceso, mientras se descalifican 22 propuestas bajo argumentos ampliamente cuestionados por los expertos.

Nuevamente, desde la administración departamental se quebrantan los principios de transparencia y selección objetiva que deben regir todas las actuaciones de las entidades que manejan recursos públicos, razón por la cual, es importante llamar la atención de los organismos de control para que asuman un rol activo en este caso y se evite la configuración de un nuevo caso en la larga lista de escándalos de corrupción que sacuden el departamento.

MARCELA PABóN
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también